miércoles, 7 de julio de 2010

Momento musical: Barbazul

A mí la música especialmente diseñada para discoteca, supuestamente bailable, me gusta y reconozco que a "Barbazul" nunca lo había escuchado hasta que me han pasado "EL PRIMER VIDEO CLIP DE NUESTRO PROXIMO LARGA DURACION" según reza en youtube, así, en bruto, todo mayúsculas y sin tildes, que los osos somos asín. Como digo, nunca había escuchado a este grupo antes, la verdad es que después de haberlo hecho mi vida ha cambiado mucho. Y encima me he martirizado escuchándolo un par de veces, para que no se diga que hablo por hablar. Santo que es uno.



Bueno, aquí va mi análisis humilde de lo visto y oído. El single pues vale, te mueve y tal. No me voy a rasgar las vestiduras porque canciones así hay miles. No se han complicado con las armonías ni los arreglos. Algo sencillo, directo y osuno. No entiendo muy bien el énfasis en la palabra "promises", en especial en la primera sílaba "pro", sobre todo al final de la canción. No lo pillo. Estás embravecido y tal, pero no creo que Stanislavski aprobara perdigonear a la gente para enfatizar las cosas. Que es tu público, leñe.

Sigo. Yo siempre he seguido una máxima: "bien está lo que bien parece". Quiero decir que vale, no es la presentación oficial del video ni nada de eso, pero si vas de guay cantando en inglés, no empiezas el video con un "Based on true story (basado en una historia real)" porque tu público es el español y aunque sólo sea por respeto, pones primero el "basado en una historia real", y luego la traducción, pero con el artículo "a" entre "on" y "true", que suena como más pegadizo. Parece que no veis las teleseries de A3. Son muy bonitas, y además aprendes inglés.

Respecto a la letra, pues vamos, que tampoco es Serrat precisamente, le podrían haber puesto un poquito de emoción a la cosa, que desde la primera frase estás con la rabia y los espumarajos por la boca, y te entran unas ganas de quitar al amigo del facebook que no veas.

Y el video... si tiene algo que ver con la canción, que alguien me lo explique. O sea, desde el principio sabes que el calvo está jodido. ¿Para qué seguir viéndolo? Si es que estás todo el rato pensando "eso eso, ve al bar, verás luego", "que si, que si, cervecitas y flexiones juntitos pero se la vas a meter jodío", y tanto es así, que cuando llegas al Café Bar Punto (RM) piensas: pero bueno éste tío es tonto, si es que todos lo sabíamos ya, que no pareces maricón coño...

Luego hay ciertos fallos de guión o vete a saber. En un momento del video el hetero (desde ahora al cornudo lo llamaré así, porque este tío ni es gay ni ha oído hablar nunca de las parejas abiertas, ni de los picos con follamigos) va a ver al tío con los pies en el suelo (a partir de ahora llamaré así al gay cachas, que entiende que ser gay de tu tiempo es follar a saco, colgar fotos de tus múltiples viajes en facebook, y presumir de que tienes pareja en el bearwww, aunque tengáis perfiles separados y con fotos en bolas) jugar al fútbol y se dan unos piquitos tímidos mirando alrededor por si los ha visto alguien. Amos a ver criaturas, os ven haciendo esas mariconadas en un campo de fútbol normal y os cuelgan de las bolas en el larguero de la portería. Que os digo una cosa, igual por daros el pico no lo hacen, pero por miraros con ojitos golosos si...



Más tarde el hetero saca un móvil del pleistoceno mínimo. Si fuera gay de verdad hubiera sacado un iphone, un i-pad o cualquier mierda así, porque vamos, por lo que se ve de la casa, tampoco es que se diga que ahorra en móviles para tener la mansión de Isabel Preysler precisamente.

Y por último el rollito del partido de fútbol, que vamos, he visto partidos de alevines con más violencia que aquí. Les coge mi sobrino que es defensa central, y les quita las tonterías de un plumazo. Voy a obviar hacer comentario alguno sobre el penalty marcado por el equipo del tío con los pies en el suelo. Para empezar no es penalty. Para serlo le falta un buen agarre estilo Jonah Lomu (de esos que te engarzan el costillar derecho con el izquierdo), una patada en el fémur y un agarrón de los pelos, que no se diga que no se cubre la cuota marica. Entonces sería pena máxima, pero tal y como sale en el video...mariconadas.Y para seguir obviando comentario alguno sobre el penalty, sólo una cosita para el guardameta: tírate hacia un lado chico, aunque sólo sea para hacer bonito el "tiempo bala", que ya sabemos que era gol cantado, que sólo te falta cantarlo tú mientras miras con toda tu pachorra cómo entra la pelota, so mamón.

Del final me quedo con la utilización magistral otra vez del "tiempo bala" cuando el hetero tira la camiseta al suelo, y la pose del tío con los pies en el suelo diciendo: "venga, que se noten mis tres horas ayer en el gimnasio ¡aummmpff!". Otro que fue a las clases de Stanislavski.

Y para que nos quedemos con ganas de más, si es que sois masocas , un enigmático "to be continued". Venga, que ya sabemos que todo fue un malentendido y que tu chico sólo estaba hablando con un hetero que se había metido en el bar para preguntarle al tío con los pies en el suelo qué es eso de versátil y pasivo y activo. Final feliz. Pero claro, ¿para qué oir la canción si ya sabemos lo que pasará? Pues como bien dice la letra, I DON´T CARE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario