lunes, 9 de agosto de 2010

I never can say goodbye



Una de las cosas que más me gusta de chatear con la gente del bearwww, es que desarrolla la imaginación.
Cuando te entra un señor de 50kgs y te dice que es un bear,le empiezas a dar vueltas a la cabeza intentando ver en qué rincón de su osamenta estará el bear, y abres su perfil, y ves las fotos y una otra vez: veamos, la foto 1 es de la polla, parece normal, unos 7 cms mal contados, no tiene rasurado el pubis ni los testis. Con esta foto la verdad es que no me hago a la idea de si es oso o no. Abramos la segunda foto: un falo de unos 15 cms, y al lado una lata de coca cola, tendría sed el muchacho pero yo sigo sin ver ni un gruñido. Mira, si a la tercera foto no veo por lo menos una correa de cuero en la muñeca paso de seguir. Y no, la siguiente foto es una mano con una cosa blanca en la palma...¡y una pulsera decenario de las que usa Sara Carbonero! Ésto es lo último. Y como uno es educado, y limpio, le suelto que muchas gracias pero que kármicamente nunca compenetraremos. ¿Su respuesta? Un solitario "Ok".

A mi el ok me toca la moral, símplemente porque no es muy explicativo y me obliga a realizar un nuevo esfuerzo de imaginación. ¿Se siente despechado, o despachado, y pasa de tí como de la mierda? ¿tiene una larga lista de mensajes que contestar y el mío es ya prescindible? ¿Se le está quemando el cerdo que está asando para merendar (50kgs parece poco pero es su metabolismo, él sigue siendo un oso) y ha salido pitando en ese preciso momento a sacarlo del fuego?.

La respuesta a todas esas preguntas es No. Lo que pasa es que cada uno es de su madre y de su padre, o de su padre o madre y su vientre de alquiler, o de su padre y de su padre y un óvulo fertilizado con espermatozoides de vete a saber quién (que luego el hijoputa del niño querrá saber quién era y te hará la vida imposible) y cada uno tiene una educación, y cuando pasan de tí lo mejor es salir por patas, porque te conviertes en algo innecesario y molesto.




Sobre todo me gustan los que copian y pegan un trozo de su vida (500 palabras, letra verdana de 5pp a doble espacio) y lo van soltando a todos los perfiles que ve. A éstos lo más fácil es borrarles el mensaje, porque de todas formas no van a contestarte...

Porque no contestar es otro deporte nacional. Al menos con un ok te puedes echar un rato como si fuera el "brain training", pero cuando te quedan con la palabra en la boca hasta te da miedo: "mira que si le ha dado un infarto y se queda pinchado delante del ordenador con mi mensaje delante, viene la policía, ve mi mensaje y me mete en el trullo por asesinato cibernético".
Y luego en la cárcel a ver qué haces, porque aparte de recoger jabones en las duchas y sacarte tres carreras, silencio vas a encontrar, y mucho, sobre todo en tu celda.

Yo de todas formas prefiero el silencio al ok, ¡dónde va a parar!. No obtener respuesta es mucho más romántico, es como dejar marchitar una flor, que así da hasta gusto decir "pues gracias por la flor pero me cago en el tiesto".
Igual les pasa como a los Communards cuando versionaron la canción de The Jackson 5, que los pobres tampoco podían decir adiós, si es que qué rarito has sido siempre Michael...









No hay comentarios:

Publicar un comentario