lunes, 10 de enero de 2011

Say "cheese"!!

Fotografía esto :P

Uno ya tiene sus añitos y he vivido muchos comienzos, así que voy a empezar con las batallitas del abuelo.
A finales del siglo XX, el movimiento Bear llega a tierras españolas, con toda la parafernalia buenrrollista del momento, y así nacen los primeros chats en el IRC hispano y las primeras quedadas de osos. La primera en llegar fue la Guadalkibear, más tarde la Madbear y con ellas el aluvión de quedadas y clubes de osos que poco a poco han ido muriendo por ese mismo buenrrollismo mal entendido.
Hoy nos queremos, mañana nos odiaremos a muerte.

Pues en esos años estaba yo moviéndome por el rollo oso, descubriendo que los gordos ya no somos los raritos en el rollo gay. Casi voy a la primera Guadalkibear, pero al segundo año no me la perdí, ni la siguiente, y también asistí los primeros años de la Madbear. En esa época destacaban dos cosas. La primera es que en las quedadas solían montarse fiestorras con barra libre, ahora hay que pasar por caja, y ojo, entiendo el cambio de modelo, porque es un negocio cobrar por copa y porque al crecer de forma desproporcionada todo, es más complicado de montar. Y la segunda, merece párrafo aparte.
Típica cámara de fotos analógica, muy común a finales del siglo XX.

La segunda era el miedo a las cámaras de fotos, esto es algo que si el fotógrafo de las quedadas de aquellos años leyera, lo podría confirmar. La mayoría de la gente no solo no quería salir en las fotos oficiales, sino que sacar una foto en un local o fiesta era un peligro, te podías quedar sin cámara en un pis pas, aplastada por el pie de la gente que veía innegociable negociar con su intimidad. Y lo entiendo, la mayoría no quería ser fotografiada, ya sea por estar en el armario o, algo más normal y natural, porque no le gusta salir en fotos ajenas y están en una fiesta para divertirse, no para preocuparse por quién te saca una foto. Yo, que era coqueto, me prestaba a las cámaras.
Para esto nacieron los móviles con cámara, y encima con un androide.

Pero el tiempo pasa, llega la era digital, las cámaras de fotos digitales, los móviles con cámara, fotolog, myspace y, por fin, Gran Hermano Facebook, el invento bear del siglo. y a mi ésto me pilla con el pie cambiado y paso del exhibicionismo de la nueva era. Que a mí me parece genial que la gente cuente absolutamente toda su vida en la red, y como seguidor de GH me gusta regodearme de las miserias ajenas, pero no entiendo por qué tengo que ser parte de su vida - escaparate sólo por estar en el mismo recinto.
Y, después de tirarme un pedete, voy a a hacerme un pajote.

Yasta la puta osa gorda con la cámara.
Hoy te ves a 4 o 5 miembros del bar o quedada de turno sacando fotos o vídeos a los asistentes, que se unen a los miles de osos que quieren tener un recuerdo del momento, y te sientes como lady gaga saliendo de su coche sin bragas, rodeada de paparazzis, y todo sin permiso de nadie, para después colgarlas en la red. Y vale, hasta ahora no he tenido problemas al pedirle a nadie que quite la foto (o fotos) en las que suelo salir, pero esto es como lo de la ley del tabaco ¿es que tiene que venir el gobierno a regular el uso de cámaras fotográficas en espacios públicos?
Si tú quieres hacerte una foto con tu amiguitos pues te la haces, es algo normal (yo también tengo recuerdos fotográficos) pero que hagas fotos a gente que no conoces y las pongas en tu espacio público... pues como que no. ¿Tan difícil es subir fotos ocultando la foto de los que no conoces y a los que no se les pregunta si quieren hacerse famosos en sus webs?
Esto es lo que pasa cuando se le saca una foto a un extraño, que lo pillas con la pilila fuera.

Nosotros SI visitamos paginas heteros.
Y es que parece que ahora todo el mundo está súper fuera del armario, y necesita dar lecciones a los demás. Yo, aparte de no querer estar en fotos de eventos internacionales, tampoco tengo foto de cara en mi perfil (mis motivos tendré), y me gusta cuando alguna vez, alguno me alecciona con lo fácil que es salir del armario y lo tranquilo que te quedas. Hay momentos en los que me suelo partir el culo de risa, sobre todo porque al llevar tanto tiempo por aquí, veo antiguos "rompe camaras", que ahora predican sobre no tener miedo, que los heteros no suelen visitar el bear y que de la cara, como si en aquella época mi ordenador fuera una boca de metro en hora punta, en la que todos sus amigos y familiares iban a pasar, y ahora, que ellos ya están "liberalizados" sea normal tener una foto de cara en el bear, ya sea de tu visita a New York, o comiéndote una buena polla.

En esas estamos ahora, si no te dejas fotografiar eres un sOSO, o sufres en silencio la represión sexual, ahora lo normal es sacarte un millón de fotos y que todo el mundo vea lo que haces al segundo (como criticar que la gente venda su vida a la prensa rosa o a GH). Y en las fiestas igual, todo el mundo ha de saber lo geniales que son las fiestas, así que si estás en ella, pagando una entrada, pues te jodes ¡que hay que ser libres!

Así que ya sabéis amiguitos, las fotos generales para pillar al chulazo ese o aquél, se quedan en el disco duro, no son para publicarlas, no sea que alguien nos llame la atención.

¡Un saludo!

CHEEEEEEEZEEEEE!!!

5 comentarios:

  1. Como siempre, genial el post!

    ResponderEliminar
  2. Aún estoy esperando que alguno vaya con la cámara de fotos a un cuarto oscuro... claro que también estoy esperando para ir a un cuarto oscuro... :S. Lo mismo lo de "oscuro" es un mito y hay suficiente luz como no tener que subir la ISO a 500... en fin.

    En el último Madbear, estando en la calle... en un triste banco de una plaza de cuyo nombre no recuerdo, pero tan limítrofe como alejada del ambiente, un graciosillo llego y sacó su instantánea con una de esas cámaras super reflex... y que dé gracias a que tenía en la mano un mini subido de precio...

    ResponderEliminar
  3. Lo de oscuro es un mito, con tanto movil encendido en algunos sitios (Disco Strong por ejemplo) hay mas luz que en la pista de baile, pero vamos, seguro que alguien llevó una cámara alguna vez a un cuarto oscuro. Y lo que dices de las megacámaras y los aspirante a fotografo bear oficial... pues es de lo mas "normal"... vale que estemos buenos, pero tampoco hay que desgastarnos con tanta foto.

    ResponderEliminar
  4. Felicidades por tu post... Aunque tengo un pero.
    Uno (realmente pequeño) es que te dejes siempre Barcelona cuando hablas de kdds, más siendo también de las "clásicas". Jejej, no tiene mayor importancia pero siempre te la dejas!

    Luego el comentario sobre el tema: precisamente por ese motivo ha habido iniciativas al respecto. Recuerdo un MadBear (creo que en el 99 o el 2000) en que en tu acreditación llevabas una pegatina con un color para tal cosa. Lo divertido era ver cómo los que tenían el color rojo acababan posando como si estuvieran en la alfombra roja.

    En Bearcelona se optó por hacer el fotomatón. Vamos, hay fotos y demás, pero quitamos el sistema de "fotógrafo oficial de eventos". Las fotos de recuerdo nuestras son del fotomatón hecho normalmente con gente profesional. Es una solución para quien quiere mantener el anonimato y quien no

    ResponderEliminar
  5. No hablo nunca de la Bearcelona por 2 motivo, uno falso y otro real. El falso, soy demasiado moderno para ir a una kdd tan cutre. El real, tengo muchas ganas de ir, pero Barcelona me pilla lejos y los gastos se disparan, al final me sale más barato pararme en Madrid, pero vamos, un día me presento por allí.
    Los fotomatón se han generalizado, tanto en Madrid como en Sevilla los pusieron por la misma idea, hacer fotos solo a los que quieran, pero algunos necesitan más fotos, necesitan que los demás veamos lo bien que se lo pasan, así que ese sistema pues no sirve para nada.
    Un ejemplo, en la última guadalkibear el fotógrafo profesioná estaba aburrido sin nadie en el fotomatón y se puso a sacar fotos, le saco una foto a 2 pavos que se estaban comiendo la boca, así por las buenas, los otros se dieron cuenta y le hicieron borrar la foto...

    ResponderEliminar