lunes, 2 de abril de 2012

Chuecatown, cameos, Pepón y cachas a mogollón



He pasado de este tío por ver Chuecatown (Ja, ni loco)
Hola amiguitos, hoy voy a hablar de esta semidesconocida cinta, Chuecatown, que si le hubieran puesto un nombre más pegadizo, como cachorro, peluche, bearcito, divas gordas y peludas de mierda... hubiera tenido más éxito. No estamos ante una obra maestra, pero Cachorro es mierda pura y es más querida entre los circulos underground osos. Algo que sigo sin entender.
Empezamos la película viendo a un antiguo bailarín (o lo que fuera) de UPA Dance intentando ser gracioso, y casi lo consigue, pero no, bailar y tener un buen cuerpo no lo es todo para ser actor, alguien se lo tendría que haber dicho, pero dejemos las cosas claras, en esa época su serie arrasaba entre las locazas carpeteras (tanto heteras como gais).
Soy guapo y tengo buen cuerpo, ¿a quien le importa si no sé actuar?
Los títulos de crédito ya dejan bien claro que es la típica comedieta española que perfectamente podía haberse rodado en los 70, con Alfredo Landa y en Torremolinos.
Pero empieza lo bueno, la parejita protagonista, Pepón Nieto haciendo otra vez de mariquita gordo y acomplejado pero sin ansiolíticos, y un calvito cachitas y entradito en carnes muy follable. Vamos, yo me lo follaba por lo menos 2 veces y hasta podría saludarle al día siguiente. Le fallan un poco las piernas, pero bueno, se le perdona. Su nombre no lo sé, ni me importa, tampoco actúa bien en esta comedia y no digo nada.
Hago de novio de Pepón, pero a mí me pone Popchubby
Como en todas estas películas, empiezan saliendo conocidillos del mundo bear, y el primero en salir es una musculoca que se dejó de depilar y ganó un concurso de belleza de esos que a los ositos de rollo puro tanto les gusta. Después llega la gran sorpresa, Rosa María Sardá: Sé que no es un error, me bajé varias copias y en todas sale ella, entiendo que tenga que pagar el piso y las facturas, pero ésto... Ojito, que también sale Concha Velasco, imagino que será amiga de la Sardá y se han juntado para sacar pasta y darle brillo a esto... Por lo menos Conchita hace de la madre hija de puta del Sr Follable y le puede meter mano.
Otro tema muy importante del film es la ropa. El Sr Follable parece que no conoce las mangas, algo que en otros me parece hortera y cutre, en él no deja de ser maravilloso, sale con una camiseta imperio negra que bueno, quita el sentido. Eso si, usa pantalones pirata... por muy Sr Follable que sea, por mucha polla grande y gorda que tenga, por mucho que aguante y sea el mejor amante, NO ES NORMAL USAR PANTALONES PIRATA, no hay motivo para hacerlo, punto negativo para la cinta (bueno, otro punto). Pero bueno, Pepón se pone una camisa con un pantalón de chándal... imagino que es para dar el toque "las osas no nos preocupamos por la moda, solo usamos de marca los calzones y los suspensorios".
Pantalón pirata y en la calle... normal que el otro se aparte.
Así sí, es igual de cutre, pero me pone, es tan guapo :D
Este rollo de osas de campo fuera del rollo diseño es el que vemos en todo el largometraje, yo no me acuerdo si eso era así por aquella época, cosa que dudo, pero como ha cambiado el rollo, ahora todos esos locales modernos y minimalistas están llenos de osos amorosos con camisas de cuadros Armani sin mangas. En una escena sale un perfume que usaba (o usa) mi padre, se llama Varón Dandy y al parecer no es un perfume, es agua de colonia o para después del afeitado y se vende en litro. Si existe un gay (que no esté con mujer e hijos o en el armario) con un bote de esos, soy capaz de dejarme crecer los pelos del pecho durante una semana, palabrita del niño Jesús.

Yo soy más de The One, de D&G
Y bueno, como ya va siendo hora de decir algo de esta película pues ahí va: Está bien, se puede ver sin vomitar (como con Peluche o Cachorro o como se llame ese bodrio). Muchos actores de televisión y mucho famosete del rollo oso madrileño. No creo que sea como para comprársela, pero no hace daño a la vista, el único que sobra es el Neng de Castefa, puedes pasar sus escenas y no se notarían los cortes, es como Star Wars IV, versión sin Jar Jar Binks, mucho mejor.
Y por último, lo mejor de la película, su música: Hidrogenesse, Chico y Chica, Parade y, rizando el rizo, la aparición de La Prohibida.
Por supuesto soy un fanático y me gustaron estos momentos musicales de ella, pero más adelante me llevé una gran sorpresa:
Si, es ella, haciendo lo que, para mi, es el mejor papel de la película, está perfecta en el papel de zorra facha, lo único que veo que falla son las perlas, la zorra facha suele tenerlas más gordas.
Y esto es todo, el largometraje merece la pena ser visto, solo por ver ese mundo bear madrileño campechano y sin moderneces que solo veremos en la gran pantalla, y por recordar que, antes, había teléfonos sin Growlr ni Google+ y aparatos de reproducción de vídeo en soporte magnético para el hogar.
Un saludo!

2 comentarios:

  1. La verdad es que prefiero los comics de Chuecatown a la pelicula, aunque tampoco sean nada del otro mundo, la verdad la pelicula no me hizo la más mínima gracia, la alquilé para ver al Pepon Nieto. Por cierto, cachorro no me parece tan mala. La peor del genero sín duda: Bearcity

    ResponderEliminar