domingo, 6 de mayo de 2012

Crónica de los palomos cojos 2012

Antes de nada veamos los asistente al estilo manifestómetro:
Según el sigpac, el área es de 2853 m2, así que hagamos cálculos:

2853 m2 * 1 pers/m2 = 2853 ratas voladoras cojas
2853 m2 * 2 pers/m2 = 5706 ratas voladoras cojas
2853 m2 * 3 pers/m2 = 8553 ratas voladoras cojas
2853 m2 * 4 pers/m2 = 11412 ratas voladoras cojas

La policía local que (¡oh, milagro!) hoy ha trabajado, y no para poner multas ni pasear los coches, ha realizado una estimación de alrededor de 8 mil personas, que son las que caben solo en la plaza. Yo he sido más generoso y he abarcado zonas cercanas. Ahora una colección de fotos mostrando el lleno:
Nubes que no descargaron agua
Gente rara.

Más gente rara.
Nunca se ha visto la plaza así, bueno, en otros macrobotellones.
La gente no ha ido con la cara borrada, he sido yo.
Bandera arco iris, este año se han visto muchas, había que sacar pasta de donde fuera.

Más gente y votantes del PP.
Mi nuevo amor, lo llamaré Sr Desconocido. Vamos a vivir juntos... en algún sueño.
Mensaje misterioso.
Así que con estos datos solo se puede decir que el macrobotellón ha sido todo un éxito, comparable a la fiesta de San Juan, carnavales o Almossasa o como se diga (fiestas locales usadas como excusa para aumentar las ventas del alcohol). Viendo esta explosión de felicidad, entendimiento y diversidad, dan ganas de irse a vivir a Badajoz, comerle la boca a mi novio (o al ligue para trío de turno) sin tener que aguantar las miraditas y comentarios de la gentuza... Pero vaya, al parecer ya vivo aquí.
Y es que ahora toca vender el éxito de público como una muestra de la tolerancia de Badajoz, una ciudad moderna donde todos tenemos cabida, sobre todo la comunidad lgtbq, que nos sentiremos arropados por el calor pacense para que podamos vivir en libertad y gastarnos nuestro dinero rosa a espuertas en las maravillosas tiendas o lugares de ocio lgtbq friendly.
Disco cani que ahora va de gay friendly
Nada más lejos de la realidad, todo va a seguir igual, solo que los hosteleros de la zona han visto que se puede hacer mucha caja entre carnavales y San Juan, ya que si fuera por la tolerancia de esta ciudad, el "Día del orgullo gay" tendría más aceptación, pero ya sea por el nombre que ofende a los heteros que no tienen un día para ellos solitos, o porque la Sexta no lo organiza, esa festividad es casi anecdótica aunque lleve más años.
Maricones, ¡a pagar y a callar!
A este paso al alcalde le van a hacer una estatua ecuestre por traer más dinero a Badajoz. En las pasadas elecciones a la alcaldía volvió a ganar por una mayoría aplastante, dejando claro que su chascarrillo insultante y homófobo vale para montar los palomos cojos 2011, pero no para hacérselo pagar en las urnas, así que no veo raro que le homenajeen con honores. 
Presunto botellón de Celdran, para el solito.
Como no he visto extraño que la Fundación Triangulo Extremadura, viendo el éxito de público del año pasado, en el cual ellos prefirieron mantenerse al margen, se le haya abierto el cielo hasta límites que incitan al trance/éxtasis/metástasis para seguir con una celebración enfocada al coma etílico del ego, olvidando la gracieta del presunto borracho del Sr Celdrán, con el que se reunieron en 2011 y se tragaron aceptaron por válido el cuento de que sus palabras fueron sacadas de contexto y que él hablaba de palomas, dando carpetazo al asunto. Pero ¿Qué sentido tiene que lo organicen ellos cuando aceptaron que se había confundido? Digamos adiós al día del orgullo, y demos la bienvenida al día de los hosteleros.

Para ello hasta enseñó un carnet de comprador de vino Business Class o algo por el estilo.  Pidió perdón por darnos a entender que somos unas reinas del drama medio tontas y por malinterpretar sus palabras. Pero por llamarnos enfermos y decir que aquí sobramos (algo que ya sabíamos desde hace tiempo, solo hay que dar 2 pasos por Chueca y seguro que te encuentras a un extremeño) todavía no se ha disculpado... Ni lo va a decir, que para eso paga y lo dejó bien claro en su NO disculpa.

Así que nada, una fiesta que ha estado muy bien, sobre todo cuando Poyeya se fue y dejó paso a Tokio Dj, pero que está envuelta, o quieren envolver, en un tufo de buenrollismo gay que ni existe ni va a existir en el tiempo que me queda de vida, por mucha propuesta triunfalista que se haga. Puede que yo sea muy susceptible, o puede que tenga demasiado desarrollado el sentido del oído... Pero algunos comentarios homófobos me llegaron y no tuve que hacer mucho por encontrarlos.
Buscando móviles, dinero o drogas.
Como ha sido mucho más exitosa que la vez anterior, y los hosteleros de la zona al estar preparados han ganado mucho más, la tercera edición de los palomos cojos está asegurada en Badajoz, así que nos volveremos a ver allí, aunque no creo que esperemos la fecha con ansiedad. Tenemos más botellones en medio que nos harán más llevadera la espera. Bueno, botellones y el día del orgullo, otro momento para ver la respuesta ciudadana a favor de los derechos lgtbq, y la tolerancia pacense... Ah no, que ya he dicho que a esa celebración los tolerantes no van a llenar la plaza. 
¡Un saludo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario