domingo, 4 de noviembre de 2012

Gandía Shore, la locura continúa...


Hago como que no me gusta pero lo miro de reojo.
Con los dos primeros capítulos de este programa me había entrado el gusanillo, pero el tercero ya me ha enganchado y el último ni os cuento. Estos 2 programas son los de las revelaciones. Dos programas, dos revelaciones.
La primera de ellas es algo que ya comenté anteriormente, que los canis son la evolución heterosexual de los osos. Aparte del amor por la música electrónica cutre y mala y el extraño gusto por las gorras hasta en lugares cerrados, añadimos el DRAMA, con mayúsculas.
Los canis también nos han copiado el gusto por el tuning de los coches.
En Gran Hermano el drama siempre se justificó con el rollo de que en la casa todo se magnifica pues están encerrados y no tienen contacto con otros seres de esa especie. Pero lo de esta gente es impresionante, no llevan ni 5 días y ya han tenido DRAMA del bueno, de ese que solo las relaciones amorosas (o la escasez del último producto de Apple) pueden crear.
El acomplejado se ha arrejuntao con la del pelo oxigenado y sucio. Y bueno... Sr y Sra Acomplejados. La del pelo guarro monta un pollo enorme (con espectáculo de borracha con caída incluida) ya que el Dios del ébano y futuro padre de mis hijos (Esteban) y el acomplejado se ponen a hablar de cómo les gustan las tetas grandes y bien llenas de silicona, y ella, como buena acomplejada, piensa que sus tetas naturales son pequeñas. Eso si, después se lo folla. Momento especial cuando el acomplejado dice que la tía ha probado barra de Labrador (supongo que Labrador es su nombre).
Lo que la zarrapastrosa necesita es un buen onepack que le dé lo suyo y lo de su prima de Cuenca.
Después vuelven a discutir por nosequé, como si a las reinas del DRAMA les importara el motivo, y la zarrapastrosa, ex reina de las tarimas (...) se larga de la casa. Y esto es lo mejor, en 5 días o 6, 2 personas ya se han querido volver a sus casas. Está claro que están como una puta cabra.
La segunda revelación es... La confirmación del otro padre de mis hijos y candidato a Mr Beefy 2012, Clavelito, de su condición de gay. Ya dije que la otra vez pasaba de las tías y se liaba con un feto, como todos hemos hecho alguna vez en nuestra vida ya que en nuestra juventud nos da por decir que somos bisex, pero es que el callo ese le visitó en la casa chorreando y a Clavelito solo le faltó sacarle té con pastas y ponerse a comentar la revista Hola. Un hetero no le dice que no a un polvo gratis, por muy horrible que sea la hembra, están tan acostumbrados a pagar que la idea de follar gratis les hace sentir afortunados (otro ejemplo para entenderlo mejor: es como si los osos vamos a C&A y vemos un 2x1 en camisas de cuadros).
Los heteros pagan por algo así, foto de mi fin de semana... De cuando tenía 25 años...
Y si esa señal os parece un poco cogida por los pelos, como la gran mayoría de mis teorías que relacionan cualquier cosa con el mundo bear, en el capítulo 4 Clavelito acosa sexualmente al acomplejado: están tranquilamente repartiendo folletos (uix, perdón, quería decir flyers) y el acomplejado decide que es momento de que las nenas pongan sus pezones duros con el visionado de su sixpack, y lo único que consigue, además de alguna persona vomitando, es que Clavelito le meta mano. De ahí a que Esteban, Clavelito y yo seamos pareja de hecho solo hay un paso.
Recreación de nuestra noche de bodas.
 Y ahora los enlaces para que podáis disfrutar como yo lo hago:
¡Saludos nanos!

2 comentarios:

  1. Buén post, pero... ¿no era mejor pasar de esa mierda de programa?

    Sugiero otro tipo de series más osunas
    como esta: http://wherethebearsare.tv/

    Vale, no es un reality,
    pero es más interesante que lo otro.

    En Yotube se pueden ver los episodios también,
    y activar la opción de subtítulos:
    http://youtu.be/jrlre6HKmWs

    ResponderEliminar
  2. Por favor... llamar mierda a este programa... los guionistas se merecen un premio de la academia de cine, lo único que lo estropea es gata que me cae gorda y otra tia que no pinta nada, es más, hasta hace poco pensaba que era un florero... lo único reseñable es cuando intenta matar a otro chocho en la salida de una disco con los tacones... muy de poligonera del extrarradio.
    Y la serie esa la conocía, pero yo la he visto por su web y ahí no estaban los subtítulos, muchas gracias por el descubrimiento! me encantan el gordito y el cachitas del principio de la serie :D

    ResponderEliminar