sábado, 19 de enero de 2013

Gordos, canis y viceversa


Hoy me gustaría romper una lanza en favor de un estrato de la sociedad maltratado y repudiado por todos, pero cuya negación nos está llevando a tener una consideración errónea y distorsionada del mismo, ésto es, los canis. Y cuanto antes nos demos cuenta de que son personas como los demás, más fácil será también integrar a nuestros hijos de importación con estos seres que al fin y al cabo no hacen ningún mal a nadie. De hecho los mercadillos y fábricas de lycra subsisten gracias a ellos.


Como digo voy a defenderlos porque ya está bien de que la gente los mire mal y llame poligoneros. A ver, si los chicos necesitan esparcirse después de haber estado toda la semana estudiando, pinchando los codos ahí en el bar del Manolo y quedan con los colegas para escuchar algo de música clásica mientras toman un vermut en el coche del Mani, pues mejor hacerlo en un descampado con buena acústica y suelo-terruño del salvaje oeste, que no ahí debajo de tu casa dándote la vara y sin necesidad de tirarles un cubo de agua sucia que les manche sus chándales de 10€ marca Nique, ahorrándote el tener que salir de tu casa al día siguiente disfrazado para evitar una paliza. Que los canis son pacíficos hasta que les tocas el chándal. Cuidadín.


Aparte de eso, me parecen unos individuos bastante comprometidos con la naturaleza y fauna que en ella habita. No dudan en hacer rondas nocturnas para evitar que su entorno cinegético se desmadre, y realizan capturas de animalillos salvajes que a nosotros pueden resultarnos repugnantes, pero que a ellos, después de la excitación que entrañó su caza, les supone un entretenimiento llano y pueril que desmitifica su imagen de abotargados en el sillón jugando a la plei. Coger el cadáver de un ratoncito y lanzarlo a tus amigos o contra el mobiliario urbano no es nada censurable porque prima la camaradería y el buen rollismo, sobre todo si usas el cleenex (con el que te has sonado los mocos) para agarrar al bicho por la cola y así mejorar su resistencia al aire al lanzarlo al techo de algún vecino o a un coche cercano. La higiene ante todo, que a la Jeny no le mola que le toquen el pelo con las manos sucias.


Y no quisiera pasar por alto el hecho que los diferencia, de una forma inusual diría yo, frente al resto de los humanos: en el sexo no tienen tabúes ni entienden de razas ni colores. No tienen prejuicios que les corte su libertad y les haga esconderse en algún rincón de un sucio prostíbulo o un maloliente cuarto oscuro. Son espontáneos y desmuestran, sobre todo rodeados de su camada, que para ellos los términos homosexual y heterosexual no significan nada. Que lo mismo podrían masturbarse delante de cinco varones como disfrutar analmente si se presentara la ocasión. Una botella, un puño... ¡Qué más da si lo importante es disfrutar y grabarlo con el móvil!


Y ahora, aparquemos por unos instantes la euforia desatada al haber descubierto que un cani puede ser nuestro amigo, y reflexionemos sobre lo que hemos visto.

¿Por qué siempre usan ropa deportiva? 
¿Por qué no venden los tropecientos altavoces que han encajado en el maletero del coche y se compran ropa normal y con lo que les sobre pagan la entrada para un picadero?
¿En serio es compatible ser cani y coger un ratón con un cleenex para no mancharte?
¿Por qué en tres videos solo salen tíos y en todos ellos hay un gordo bajándose los pantalones y simulando que se masturba o se mete un consolador (disfrutándolo a tenor de los gemidos)?

Pues la verdad es que no tengo respuesta para ninguna de las preguntas, todo ha sido una mera excusa para poner tres videos donde un gordo enseña el culo y simula correrse. Y bien que lo hemos disfrutado, no seáis hipócritas.


5 comentarios:

  1. Ya puestos a hablar de cosas sin sentido... Toma por si haces algun post mas sobre japoneses jajajaja


    http://www.facebook.com/photo.php?v=431372190267362&set=vb.203782129673178&type=2&theater

    ResponderEliminar
  2. Jajaja pues muchas gracias hombre, seguro que se me ocurre algo sobre lo que meter el video con calzador XD.

    ResponderEliminar
  3. anda que no esta bueno el gordito cani , uffff

    ResponderEliminar