viernes, 8 de marzo de 2013

Estroña crajoña!


La verdad es que en mi búsqueda de gorditos por la red nunca me dejaré de omnubilar por el vergel que supone en este sentido el mercado de los países del este. Mientras en el mundo civilizado subimos videos disfrazados de mujer con canciones tan heterosexuales de fondo como "The man i love" de Barbra Streissand o "Over the rainbow" de Judy Garland, en Jekabpils se entretienen dando patadas medio en bolas a la reja de una ventana y después de haber hecho el mal y haber matado a la pobre reja y a un cartelito de asfixia por el olor de los pies, se pavonean bajándose los calzoncillos para que veamos sus nalgas moviéndose cual colegiala intentando ligarse al chulito de la clase. Veámoslo en acción.


Pero los ositos del este no se conforman con facilitar la tarea de los cacos, si no que hacen alarde de su buen humor eloborando alegres y complejas bromas para disfrute de sus amigos consistentes en ponerse un reproductor de dvd en la cabeza y poner cara de tonto. Sus amigos con un criterio propio de ciudadanos civilizados no le ríen la gracia y le echan de la sala. Pero los ositos del este insisten danzando torpemente sin camiseta o intentando hacer flexiones (o algo así) mientras sus amigos heteros lo señalan con el dedo indicando que un tío sin camiseta es lo más divertido que harán ese día hasta que lleguen a sus casas y su mujer de 150 kgs les ponga el plato de lentejas en la mesa y ambos se queden dormidos en la salita-comedor-cocina-dormitorio viendo en versión original la última de Chuck Norris en su tele de tubo de los 90.
No os perdáis los increibles efectos especiales creados en post producción. ¡Tiembla Spielberg!


No me voy a quejar después de todo. La red está llena de valores en alza que desean ser descubiertos. Almas cándidas que encontrarán recogimiento siempre en este humilde blog. Amén.


No hay comentarios:

Publicar un comentario