lunes, 26 de agosto de 2013

Eres un gordo


Bueno pues hoy un post cortito sobre un video que he encontrado hoy mismo pero que tiene ya diez meses y casi 135.000 visitas en youtube. Me ha parecido interesante compartirlo por varias razones: sale un gordito (eso siempre es importante), habla con total naturalidad del tamaño de su cuerpo y lo acepta tal y como es, y lo más importante, ante los insultos ("gordo") que le dedica un chico de 13 años, realiza un acto de compostura, saber estar y respeto que denotan mucha más madurez de la que se le presupone por ser una persona bastante joven.

Me gusta que aborde el tema llegando a lo principal, que no es que un niño te llame gordo, sino que un padre enseñe a su pequeña bestia a respetar al resto de personas que comparte el planeta tierra.


Y no, no es gay. El niño de trece años no lo sé.


miércoles, 7 de agosto de 2013

Bear Vloggers


Sólamente puede haber dos razones para engancharte a un video blog: que seas un friki o que el video bloguero lo sea. Bueno, en realidad hay una tercera opción para ver cómo una persona le habla a una cámara de sus intimidades y/o vergüenzas para colgarlas posteriormente en youtube: un osazo realmente bueno con su casa llena de mierda y la ropa tirada por los suelos de fondo.


Y en estas que paseando por youtube me he encontrado con el osito de mis sueños hablando en inglés cosas que realmente me importan un bledo (-"¿Quiere el martini removido o agitado?-¿Tengo cara de que me importe?) pero como muestra las carnes con tanta naturalidad y desparpajo, pues ahí que me he hecho adicto al canal y como no entiendo ni papa de lo que dice pues me lo invento y todos tan felices. Él por ilustrar al mundo con su anodina vida y yo por terminar cada video con un final feliz.


Aquí por ejemplo me imagino que me está diciendo que cuando nos vayamos a la cama sus zonas erógenas son sus enormes tetas y los sobacos. Que le mola que se los chupen y tal, y que cuando le den lo suyo y lo de su prima que le arañen la espalda y le cojan de la cabeza cual crin caballuna. Que le mola y eso.


En este la historia la cambio y digo que el tío se ha acostado con tropecientos maromos y no sabe cuál de esos capullos le habrá pegado ladillas, así que se ha tenido que afeitar todo el cuerpo y aprovechando que tiene menos pelo en su anatomía que un chico belami recién salido de la sesión de depilado de los viernes, le van a contratar para hacer de Neo en la precuela de Matrix.


Mi siguiente paja podría consistir en soñar que mi chico buenorro viene de un largo viaje de negocios y en vez de darme un morreo de no te menees, le come la boca al perro marica que tiene en casa, luego se lo da al novio del perro marica y como se me revuelve el estómago pues me voy a dormir a la cama viendo xpcams en el portátil mientras le cojo cita para el psiquiatra.


A mí no hay nada que me dé más asquito que comerle los morros a un perro. Vamos, que nunca lo he hecho, pero tampoco he comido mierda y no pienso experimentarlo. De todas formas ya me había hecho ilusiones de matrimonio a pesar de la zoofilia, hasta que ví esta entrada de su vlog. 


No sé qué quita más el morbo, si ésto o ver a Ana Botella ajustándose la faja. Os entiendo, preferiríais que la que no compra nunca peras y manzanas al mismo tiempo se comiera la boca con un perro y pillara la malaria. Me apunto.