jueves, 21 de agosto de 2014

Vacaciones en Torremolinos: crónica de dos putos nerds

Resumen del post, para los más vagos.
Este año no hay crónica de la Madbear Bitch Beach ni de la quedada alternativa que han montado otros. La razón es que no he pagado ningún pack y apenas he pisado las fiestas. Por lo demás, voy a intentar expresar de la mejor forma posible lo que he vivido mientras coincidía en el mismo espacio con ositos, gordos y musculocas con aceite de coco.

Un día cualquiera de una musculoca en la playa.
Esta temporada ha habido mucho aceite de coco en la playa "Edén" o como se llame esa zona. Otro año que no están en la de "Poseidón" porque los organizadores y no sé quién más discutieron y bla bla bla (rumores, que a los osos nos gusta mucho eso de los rumores más que a las webs sobre Android). Total que aprovechando el tirón oleoso pude desplazarme cual surfero californiano desde el mismo paseo marítimo hasta la orilla de un solo impulso. Todos aplaudieron mi maestría y les miré con desprecio, no puedo dejar que la plebe empiece a pensar que soy de los suyos. Aún hay clases. Luego me quité la ropa y las musculocas y demás fauna que había alrededor empezó a vomitar ante la visión blanquecina de mi cuerpo. Uno me criticó mientras posicionaba en la arena (muy bien cuidada por cierto, no había hueco que no tuviera su complemento en forma de colilla de cigarro o envase de todo tipo) mi sombrilla de los chinos, al parecer le tapaba dos centímetros de sol y no podía seguir germinando un buen cáncer de piel.
Los nuevos osos buscando la mejor posición para quemar más sus cuerpos osunos.
El acompañamiento musical de la playa me pareció fantástico. Llevaba en mi smartphone todas las canciones que me gustaban y pude disfrutar de ellas cuando quería. A veces me molestaba un continuo chunda chunda que sonaba de fondo, nada que mi spotify y mis auriculares de última generación no pudieran solucionar.
Bewater y yo en la playa.

En cuanto al folleteo qué os voy a contar. Yo nunca ligo ni se me acerca nadie siquiera con un palo. Soy muy nerd la verdad y casi siempre estaba puntuando aplicaciones en Google Play. Pero el resto de la gente que yo vi (cuando levantaba la cabeza de la pantalla)... Buf, qué descontrol. La sección extremeña se lo montaba genial, la madrileña no le iba a la zaga, y los asturiano-manchegos ya eran la pera. Si hubiese habido un helicóptero tomando panorámicas aéreas seguro que salía el mapa de España con sus provincias y todo.
Viendo ese mapa pensé que era un juego de rol y me vestí para la ocasión. No veas que caló.
Los cuartos oscuros a rebosar como siempre. Especial mención al de una discoteca ramdon, donde fui el sábado. El semen y el sudor aceitoso de la gente hacía que algunas rampas (juro que no era un parque temático) provocaran caídas graciosas y dispendio general. Por cierto, un aplauso para el arquitecto que planificó el cuarto oscuro con varias puertas para que todos los que no querían cruzarse conmigo tuvieran varias vías de escape por si se me ocurría violarles o meterles la polla en la boca mientras huían de mis zarpas.
Mapa del cuarto oscuro.
En cuanto a las fiestas todo el mundo hacía lo mismo. Pillában la pulsera para no pagar ni de coña la entrada, hacían el paripé, veían que todo estaba vacío, nos ponían el sello y nos pirábamos. Luego a eso de las tres volvíamos y ya nos quedábamos. Qué iba a hacer la gente. Esto es Torremolinos, no el Moulin Rouge. La música que disfrutaba quien la disfrutase era la misma que la de la playa, o eso parecía, y la gente bailaba y hacía como que se lo pasaba bien. Miradas furtivas de peña que conoces pero que prefieres no saludar y otros que te saludan y preferirías no haberlos conocido nunca.
Típico gogó que todo bear nerd espera ver en una fiesta de osos. Podemos esperar sentados.
Como siempre, el "Contacto" es mi local preferido. Las actuaciones de la artistaza que hay allí a pesar de repetitivas, nunca cansan, y ahora han incorporado a un chico que canta muy bien pero que está claro que actúa para que la cosa no decaiga. Bravo por los dos.
Y es que aquí es donde he pasado los mejores momentos en Torremolinos. Una pena que no tengan WiFi abierta (ni cerrada). El bar es muy bueno para conocer gente, especialmente cuando esperas para ir al baño y te encuentras con frikis como tú que te dan conversación. Si esos otros nerds tienen una timeline mayor que la tuya y tienen tiempo para hablar, es más agradable porque de una charla intrascendente y banal puede salir una amistad, o por qué no un buen polvo entre osos de verdad, sanos y que no necesitan drogas para pasarlo bien. Pero qué va, la suerte quiso que algunos encuentros, incluso físicos incluyendo toqueteos de anchas y carnosas espaldas de las que provocan una erección monumental, fueran un simple encuentro.

Yo la verdad es que a pesar de que no he ido a ninguna de las quedadas que se organizaban este año, me ha parecido genial. Me lo he pasado muy guay viendo cómo la gente orinaba en la orilla lo que consumía en el bar, o cómo algunos se ponían aceite de coco hasta en los huevos (y no, no era una playa nudista y sí, esto ha pasado realmente). Me ha puesto bastante cachondo el baboseo de la gente, verlo y sentirlo. Y recomiendo a todo el mundo que visite esta ciudad anclada en los 70, sobre todo si eres un puto nerd., ya que nos va mucho lo vintage.
Pues a mi la zona de la Edén me parece puta mierda, solo hay musculocas con relleno en los huevos y me siento acomplejado.

4 comentarios:

  1. ...Y mientras tanto en Cádiz: De momento,me ahorré el pastizal que vale un cutrehotel en esas fechas,ni me pegué rejostiazos contra el volante de la desesperación de no tener donde aparcar.Me fui a una playa,clavé mi sombrilla cuadrada, estaba la marea muy alta y me puse justo donde acaba una duna preciosa de arena blanca y limpia. No tenia a nadie en 60-80 metros a la redonda. Luego me subí al bar a comerme un peazo combo TexMex por 5 euros (que hasta me sobró),,me volví a la playa (me rio yo de las mierdas de playa de toa la costa del sol), como no habia casi nadie,me ahorre eso de ver musculocas encantadas de conocerse,con mas brillos que una cabaretera,y que dejan el agua peor que el Prestige.
    Ya que me quedaba sobao oyendo las olas aparecio un garrulo despistao de esos madrileños y polvazo. A la noche,,chiringuito con musica en directo,,tinto de verano con naranja por 1,50€,,,y a falta de cuarto oscuro lleno pringue,,como mi coche tiene techo solar,,me invente un cuarto oscuro,eché mi asiento para atras,,y me puse a ver las estrellas. Me hice mi "Gran evento" personalizado y me quedó fetén.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ole tus huevos,di ke si,ke como en cai na

      Eliminar
    2. Desde un punto de vista empresarial has abierto un nicho de mercado como alternativa a las quedadas convencionales XD

      Eliminar
  2. Po claro,,es que ya está pasadito de moda la chorrada esta de las quedadas bear que sólo sirve para el pavoneo y en el que sólo follan los dioses del olimpo. Antes de toda la movida esta, un tiarrón destacaba,,ahora vas a una quedada y todos te parecen iguales.

    ResponderEliminar