jueves, 23 de abril de 2015

Ni palomos, ni osos. Y lo sabes.


Si fuera una persona de bien me quedaría callado y dejaría que los acontecimientos cayeran por su propio peso. Pero no lo soy ni de lejos. De hecho fui a un colegio público.

En Badajoz hace unos años que celebramos una fiesta por la diversidad pro afectiva sexual de todos los santos. Pero nadie va a afectarse sexualmente con otros porque a muchos les interesan bastante más las actuaciones millonarias que disfrutamos a cambio de nada.

¿Quién no disfrutó del play back de las nancys rubias el año pasado? ¿Cómo no alabar el trabajo del equipo de sonido cuando actuó soraya, consiguiendo que no se escuchara nada medianamente bien en una hora de concierto? Yo enloquezco al máximo con todo esto porque soy marica y me corro frente al espejo en mi cuarto copiando las coreografías y poses de marta sánchez.


Cada año la organización trata de que las actividades lúdico culturetas adyacentes al día grande (botellón/celebración palomera)  sean más accesibles y atrayentes. No he ido a ninguna porque no me molan. Tampoco conozco a nadie que haya ido. Al menos nadie que no venga del s.XXVIII y busque cómo salir del armario a lo grande en la wikipedia.

Como el año pasado, comprobaré cómo el manifiesto que se lee antes de la actuación de la macro estrella gay, será ignorado por todos, y volveré a escuchar mofas. Tras el flipamiento inicial (duración aproximada: dos minutos) de los presentadores afectivo diversos, éstos leerán follados el resto de la carta porque verán que todos pasan de esa mierda que noséquién llaman derechos lgtb mientras alzan sus macetas de calimocho gritando o eructando.


Mención especial y aplausos para todos los heterosexuales que se acercan para rodearse de maricones y comprobar que las peras y las manzanas nunca deben juntarse. Caras de asco y sonrisas de medio lado para una sociedad que nos quieren vender como liberal, moderna y mega guay.

Oye. Que no. Desde el miércoles se ha montado un follón en las redes sociales porque la gente se ha enterado de que no van a poder llevar bebidas al concierto, al día grande, el único en más de una semana de eventos ultra gais a los que muy pocos heteros irán. Tampoco podrán asistir menores de edad al botellón, y por ahí ya sí que no pasan las masas indignadas.


¿Alguien defiende que esto no es para emborracharse y pasar un fin de semana comprendiendo que hay otras formas de entender la vida? No.
¿La orgnización lo defiende? No. Y además echa mierda al ayuntamiento: es lo que hay/estamos atados de pies y manos/estamos cagados.

La policía, al parecer, toma la medida a última hora de un evento que se lleva anunciando meses, en el mismo lugar del año pasado y con las mismas limitaciones, con la casualidad de que montan una barra donde comprar todas las bebidas, agua incluida. Y como el año pasado, llevan el famoseo televisivo al recinto donde sólo pueden estar 8.000 de las 32.000 personas que dicen vendrán a Badajoz, casualmente el sitio donde es más sencillo controlar a la gente que entra.

Y os digo una cosa. Ojalá los palomos dure en el tiempo y se celebre cada vez con más público. Pero mientras siga viendo más botellas de whiskey que banderas multicolores, pues paso.

Miles de banderas multicolor por doquier, ¡Badajoz, qué coja eres, coño!

Y por favor. Que alguien diga a los community managers de facebook que dejen de utilizar el vomitivo e infantil término "palomit@". Es repugnante.


La Fundación triángulo ha dejado un legado de palomit@s.
La Sexta ha visto cómo su legado reivindicativo moría en manos de ineptos.

Esto podría ser la nueva sopa de Gallina blanca.
Esto podría ser una sopa de hostias contra la homofobia.
Vivan los palomos cojos.

3 comentarios:

  1. Yo menos mal que emigré y vivo en Madrid. Y últimamente me he encontrado con unos cuantos osos de Extremadura que estamos aquí, todo muy risas, decir: que.... otro que se viene no?

    ResponderEliminar
  2. Soraya, Sánchez y la de Alcorcón... Ser gay lleva implícito tener un gusto de mierda por la música.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en defensa de la Fundación Triángulo, he de decir que no han sido seleccionadas por sus cualidades artística, si no por salir en la tele y haber estado en alguna fiesta gay en Madrid. Que canten es opcional, como ya demostrarían las Nancy Rubias el año pasado.

      Eliminar