jueves, 24 de diciembre de 2015

All I want for Christmas is Cock


Esta noche es nochebuena. Los gordos se hincharán hasta reventar y luego harán dieta o correrán un par de días para rebajar las calorías de más, y los delgaditos estarán con la duda de si ponerse morados de polvorones y tirar a la basura los pantalones mega skinny que se han comprado en primark por 10€ para salir en fin de año, o seguir alimentando a la chavalería con la idea que sus cuerpos anoréxicos son el súmum de la estética moderna.

El caso es que tanto unos como otros se pondrán a escuchar las mismas canciones que animan todo hogar por estas fechas. Canciones clásicas repletas de amor al prójimo, de cariño, amabilidad y bienaventuranzas que incitan a comprar el pan ladeando la cabeza y esbozando una sonrisa bobalicona. El resto del año también podríamos ser así de buenas personas, pero entonces todos vomitaríamos paz y amor y nos odiaríamos los unos a los otros por ver quién pone más calderilla en el cazo de un pobre, y tampoco es plan.


¿Y qué canciones nos encanta escuchar mientras preparamos esas deliciosas viandas navideñas, o nos tiramos al oso que nos gusta al lado de una chimenea? Pues en primer lugar pondría a la maravillosa Mariah Carey y su "All I want for christmas is you", esta vez al lado de la vomitiva estrella internaciopolla Yastin bíber (lo pongo así para que las beliebers no se enfaden y no se den cuenta que hablo de su ídolo garrulo).
Mariah la verdad es que está un poco en plan puta de mercadillo guiñando el ojo al joven Yastin que podría ser su hijo a pesar de la cirugía y de los kilos de bótox que se ha metido entre pecho y espalda. Nuestra querida canción de navidad se ve mancillada por los gestos obscenos y grostescos de la viejuna Mariah, intentando ponernos cachondos a base de movimientos de pelandrusca de a 10€ el completo. Pero lo peor empieza cuando el imberbe Yastin aparece en pantalla y comienza a cantar con esa voz de niño de San Ildefonso, haciendo aspavientos con los brazos como si tuviera retortijones de tragar semen, a lo que el cuello palabra de honor de pelo de cabra de los años 80 ayuda poco la verdad.
Además de prostituirse la pobre Mariah, nos cuelan anuncios de la 3DS como si esto fuera un capítulo de Médico de Familia,o de Los Serrano, y el consumismo sigue propagándose cuando vemos al tío que nos hace bostezar, repartiendo regalos a la plebe que se le acerca seguramente para escupirle, pero como son extras de mierda que van a cobrar 20€ por aguantar que Yastin se haga el guay, pues se cortan.
El video termina con Mariah ofreciendo su lado y posturas más sexies para resaltar el carácter afable de la canción, y a Yastin haciendo el payaso y consiguiendo que nos caiga muy mal, con lo que después de escuchar la canción tenemos que ir al baño para echar la primera papilla.


Otra de las canciones que todo marica que se precie no puede dejar de escuchar una y otra vez en estas fiestas, es la inefable "Last Christmas". Veamos, ¿de verdad la gente se creía en los ochenta que un tío con mechas rubias en el pelo y esos saltitos mientras subía unas escaleras con una bolsa de Louis Buitton en la mano era hetero? Por favor, pero si hasta le cuesta pasar por encima de una barrera de madera para pasar el finde follando tirando bolas de nieve a los amigos...
Luego en esa casa no se sabe quién consume más laca, si el "hetero" de George, o todos los demás juntos. Aparte, ese primer plano con esa capucha de esquimal en la cabeza me ha recordado a Liz Taylor, seguro que era un homenaje encubierto a todos los gais.
Obviaré ese momento hiper tenso en la mesa cuando George el mega macho está cotilleando cual mariquita mala con su novio y dos mariliendres, y de repente, ¡oh! su "novia" del año pasado le está mirando, pero él hace un gestito con la mano como diciendo "mira nena, así las agarro antes de llevármelas a la boca" y bebe un sorbito de champán haciéndose la digna porque aunque haya salido del armario y se las trague dobladas, le duele aún ver que su ex le haga cariñitos a André Agassi. Luego se queda pensativo, pero no en plan triste, si no como diciendo "a ver cómo puteo a la tonta del culo esta..."
Entrañable a la vez que dantesco es ver cómo George recuerda la forma en que jugueteaba con su antigua novia por la nieve y corría detrás de ella, pero como buen marica, demuestra que él siempre fue la chica de la relación tropezándose con un charco de su propio aceite y cayendo al suelo para sonrojo de todos.
No te preocupes George, si ese guardapolvos abriga mucho y te oculta los empalmes que tienes cada vez que piensas en ducharte y ver a tu amigo de color en bolas. 
Por si faltaba alguna guinda al pastel, nuestra mítica canción acaba con nuestro macho man abrazado a su prima mientras le pregunta qué color de rimmel le va mejor con las mechas.


La verdad es que estoy deseando siempre que lleguen estos días solo por escuchar canciones como estas. No es que el resto del año no pueda hacerlo, pero no pega. En verano ver a G. Michael con el guardapolvos cansa mucho y sonroja acalora. Y respecto a la Carey con el otro mega macho del año, pues la verdad es que con apreciar su arte una vez en tu vida ya es más que suficiente.

¡Feliz navidad! Y para los ateos y apóstatas, ¡feliz borrachera y atracón!


3 comentarios:

  1. Soy tan fan del All I Want for Christmas de la Carey y cuando vi esa bobada con el niñato Bieber, que horror por Dios, que hostiazo tiene el cabrón. De George Michael me acuerdo cuando era el idolo de las niñas de los ochenta con posters de la Super Pop en su carpeta, en fin, joder si es que se veía venir.
    Feliz navidad majetes, y al oso de la primera foto ya sabéis, mandarle a la dirección habitual ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que eres de los pocos que lee los posts, porque lo lees ¿verdad? ¿verdad? XD Solo por eso ya te mereces que te mandemos al oso por seur y con un lacito únicamente, los calzoncillos me los quedo de recuerdo :-P
      ¡Felices fiestas! :-)

      Eliminar
    2. Ah que hay texto también entre las fotos? Felices fiestas desde Etiopia majetones ;-)

      Eliminar