jueves, 6 de octubre de 2016

Hoy entrevistamos a... ¡El sobrado de mierda!

Aunque este verano pasado que pudimos disfrutar en nuestra querida y amada España nos trató con crudeza, desde nuestro pequeño espacio en la blogosfera nos honramos de arrancar de las paradisíacas playas de allende los mares a un invitado muy especial para responder a nuestras curiosidades e inquietudes en torno a su persona.
Queridos lectores, hoy os regalamos la posibilidad de conocer un poco mejor al... ¡Sobrado de turno!

Estamos muy orgullosos de tenerle en nuestras oficinas Sr. Sobrado, para comenzar con esta apasionante entrevista nos gustaría saber cómo se enfrenta usted a las situaciones más comprometidas de su vida diaria.
Sí bueno, podrías haber comenzado por una pregunta menos estúpida, pero ante esas situaciones siempre suelo contar con unos cuantos lacayos a los que tengo comiendo de mi mano, y con solo chasquear los dedos atienden raudos mis necesidades: sacarme la chorra para orinar, darme besitos en la barba para reforzar mi confianza... Son idiotas pero les adoro.
Entiendo. Respecto a los desafíos en la vida, como por ejemplo decidir a qué discoteca de osos ir cada fin de semana, ¿cómo los supera?
Eso es bastante fácil puesto que conozco a todos los mandamases de los garitos de moda y al verme acercarme, a los cien metros ya están abriéndome la puerta para que entre sin pagar. Pagar es algo supérfluo en la vida, no suelo pagar si no es estrictamente necesario, las cosas de gañote son más placenteras.
¿En qué medida los “caprichos” te han llevado a tener problemas económicos?
En ninguna. Tengo tanta personalidad que casi todo me sale de gratis. La gente es tan manejable que cuando necesito pelas, pongo cara de bueno/subnormal y ya está. Por lo general mis carantoñas ya no funcionan con mi moribunda abuela porque la jodía ya se sabe mis trucos, pero con la plebe, especialmente paletos de pueblo, va genial y consigo hasta que me manoseen el rabo.

¿Tu actitud absurda y cansina te ha ocasionado alguna vez problemas con otras personas?
Pues alguna vez que otra, pero la verdad es que la pléyade de amigos que tengo en facebook me ayuda mucho en ese sentido. Cualquier problemita, voy a llorar a mi red social favorita y al instante tengo a ochenta personas preocupándose tontamente de mis mentiras. Me mola hacerme el sufridor, como comprenderás no puedo quedar como un tonto ante mis fanes, que esperan de mí que actúe con liderazgo y firmeza. Es divertido y nada cruel, al fin y al cabo les dejo ser mis amigos a todos estos pueblerinos.
Es muy interesante la verdad, ya sé a quién no voy a añadir de amigo cuando te pires. En otro orden de cosas, Sr. Sobrado, ¿qué consideración le merece Peter Pan?
Es mi ídolo. El ejemplo a seguir. ¿Un marica en mallas verdes volando y teniendo como mariliendre a un hada de mierda que se muere por follarme? Por favor, ¡si ni siquiera tiene que trabajar y toda la gente pierde el culo por ser tan cool como él!
Y por último Sr. Sobrado, porque ya me está doliendo un poco la cabeza con tanta gilipollez... ¿Cuáles son tus cualidades y deficiencias más destacadas?
Cualidades tengo para aburrirte nena. Soy simpático, chispeante, cargante, baboso, hablo en femenino y me río de mis propias gracias jajaja. Y deficiencias... Pues quizá la que menos vergüenza me da reconocer es la de no ser capaz de levantar pasiones en todos los tíos que persigo como una vulgar pelandrusca. Pero oye, a pesar de ello, muerta de hambre no me quedo jajaja.
Pues muchas gracias Sr. Sobrado, ha sido un verdadero coñazo escuchar tanta sandez cuando podría tranquilamente haberme extirpado un hígado, y habérmelo pasado mucho mejor. Sin embargo hemos ahondado en la personalidad de otro espécimen que todos podemos encontrarnos por la calle.
Evitémoslos siempre que podamos. ¡Ya sabéis que un osito que ignora, es un osito feliz!

No hay comentarios:

Publicar un comentario