miércoles, 22 de febrero de 2017

Me cago en Whastapp. Con cariño.

Ayer me metieron en un grupo de Whatsapp. Nadie me forzó, es decir, no hubo una persona que me tirara del brazo ni me pusiera una pistola en la entrepierna sugiriéndome que me uniera a su grupo, pero después de un par de días machacándome con el tema, opté por morder el anzuelo y agachar la cabeza.
Entre las múltiples preguntas a las que fui sometido para llevarme al lado oscuro destaco las que me parecieron mas humillantes:

Así estamos todo el día en contacto y estamos más unidos.


A ver, que yo no quiero estar más unido, que si te quieres unir a mí me llamas por teléfono o tomas un café conmigo, pero porque compartamos un vídeo o la foto del negro por whatsapp no me voy a unir más. De hecho voy a vomitar.

Si te molestamos, con poner el grupo en silencio es suficiente :-)


O sea, que si lo pongo en silencio no me entero de las gilipolleces que van a soltar en ese momento y voy a tener que leerme los 458 mensajes que tengo pendientes, de los que 400 son «jajajaja», 50 son emoticonos y los ocho restantes son fotos del negro, pollas y chistes rancios. Creo que paso.

Con lo bien que lo pasamos contigo y lo antipático que eres al no estar en nuestro grupo, ¡jopetas!


Es para decirle, oye monina, que si lo pasáis bien conmigo es porque no me llevas en tu móvil mientras estás cagando, ni tengo que ver las fotos de los últimos vinilos mega ultra elitistas adquiridos en la tienda donde el Sr. Peltzer compró a Gizmo.


El caso, como os digo, es que al final por no parecer más ridículo de lo que ya soy, accedí a estar todo el día comunicado con MI GENTE. Es guay al fin y al cabo. Hoy por ejemplo, alguien hizo garbanzos con chorizo y mandó una foto de un plato de los chinos sobre un mantel raído. Jugué a averiguar cuánto tiempo tardaría alguien en hacer el chiste de los pedos y sobre lo de propulsarse así hasta el trabajo. 10 Segundos. Lo que no acerté fue la persona que nos engalanó con semejante comentario ingenioso, más que nada porque no tengo a casi nadie de ese grupo anotado en mis contactos y como la gente es taaaan original, pues vete a saber quién es «Chicharita,siii».


Lo siento pero paso de whatsapp. No lo aguanto más, y me he hecho el propósito de salirme mañana con cualquier excusa, como por ejemplo que mi móvil tiene muchos virus y que no quiero contagiarles, o que son tan importantes para mí que ya no voy a poder dedicarles tanto tiempo pues me he apuntado al gimnasio...

O la verdad, coño, que no me sale del potorro estar mandando fotos por Growlr y que en una de esas me confunda y le envíe mi corrida a ese grupo de mierda en vez de al gordo con el culo en pompa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario