sábado, 11 de febrero de 2017

Takayama, mi gordito japo pasivorro


Como amante del rollo japo, del sumo y de los gorditos asiáticos de pubis asilvestrado, siempre estoy ávido de nuevos descubrimientos que me permitan indagar un poco más en su enigmática cultura.
Inocentes infantes...si os lo habéis creido es que no sóis lectores asiduos del blog. En realidad lo que me apetecería es trajinarme a alguno de estos efebos orientales de piernas hercúleas y rabo juguetón, que el producto patrio está muy repasado ya.

En youtube he encontrado al japonesito que podría cumplir mi sueño de probar de primera mano el producto asiático. Como todavía estoy en el nivel A1 de japonés en la escuela de idiomas, no he podido descifrar el sentido de sus palabras ni el por qué de lo dantesco de la situación que se plantea, la verdad es que como hacían tanto ruido, quité el sonido y dejé que las imagenes hablaran solas y enamorasen mi corazón.

Taparrabos y bola de navidad adjuntada. ¿Qué queréis que os diga?
Mirad qué gracioso se pone lenvantado el puñito, no me digáis que no es para comérselo...
Al gordito le va el sado y se deja pegar por el chaser. Menuda guarra.
Si, lleva esas sandalias cutres para la playa que también sirven para estar por casa. Se lo perdono porque lleva calcetines y está muy mono con ellos puestos.
Culo tragón jugoso. Pasivorro, vamos.
Para el que tuviera dudas de su pasividad. El gordito cuco del fondo también tiene que tener un culito jugoso
Y ahora os dejo el video para que disfrutéis del producto típico japo en toda su extensión. Lo podéis visionar en 1080 p que es otra de las ventajas de vivir en las islas más avanzadas tecnológicamente del mundo. Si fuera hecho en España estaría pixelado y habría tíos jugando al fútbol o pinchando en una disco en plan malote.


En otro video que he encontrado de Takayama (lo voy a llamar así porque me parece un nombre muy exótico) nos muestra otra faceta muy cachonda de su personalidad: el uso de calzoncillos a un euro de los chinos, raídos y blancos, que me ponen bastante. Supongo que Takayama es una especie de showman de baretos japos y a esta gente le tiene que ir el rollo este de que un pavo obeso salga medio en bolas, porque hay unas conejitas colegialas orientales en la pista, y cada vez que Taka (es que me he cansado de escribir Takayama) se pone a cutro patas, las pobres pierden el chichi en ver cómo es el culo de mi amante...

Culazo, piernacas, espalda... Un 10 en mi escala de asiáticos follables.

Sobaquera sexy. Ni mucho ni poco, y seguro que huele a shushi.

De huevera va bien provisto también. Seguro que suena "clon con" cuando lo están mancillando.

¿Que os parece un poco rudo de cara?... ¿Os habéis mirado vosotros al espejo?

Así lo voy a quedar cuando lo coja un sábado por la noche.

Así se va a quedar el pobre Takayama cuando me vaya el domingo por la mañana... Reclamando más sexo del bueno...
Y para  que saciéis vuestros instintos más primitivos, aquí os paso el video, que estáis más salidos que el pico de una plancha... Claro, como esto es un blog porno, se supone que es lo que hay que hacer...


Hay más videos de mi chico en youtube, pero me he cansado de verlo hacer las mismas tonterías una y otra  vez, y oye, a ver cómo os lo explico, Taka está muy bueno pero tampoco voy a casarme con él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario