viernes, 28 de abril de 2017

No seas mamarracho y usa Byly Macho

Cartel promocional robado de tumblr fotografiado en Carrefour.
El odiado calor está aquí y las fiestas con focas peludas empiezan a salir como setas por el panorama patrio, lo cual no es malo per sé, pero hay mucho cerdo por el mundo y algunos se gastan tanto dinero en ir de marca, que olvidan el desodorante. En el supermercado se pueden comprar muchos productos para no convertir cualquier cuarto oscuro en una cámara de gas, pero muchos de esos espantaolores son para mujeres, unisex o para heteros, ninguno específico para el oserío. Pero eso ya forma parte del pasado.
Así estaba yo antes, triste y abatido, por no encontrar un desodorante adecuado a mis necesidades bear.
El otro día llegó finalmente a mi pueblo el mayor invento de este siglo con casi un año de retraso. Asomaba a las estanterías de los supermercados de Badajoz byly Macho, el auténtico olor a hombre muy hombre amante de los hombres muy hombres. Vamos, el producto perfecto para ese rollo bear tan amante de la masculinidad, y avalado por el normalizador Eliad Cohen.
Aquí está Eliad, normalizando el uso del desodorante para machos normalizados, con pose normal para ir a comprar el pan. Bueno, es otro pijo marica con pasta, tendrá chacha que haga esas cosas de pobres. Y seguro que no come pan.
Yo antes usaba el byly normal, y claro, lloraba con las películas de comedia romántica, escuchaba música clásica, vestía con tonos pastel y tenía más pluma que un edredón nórdico. Pero desde que uso byly Macho he visto cambios sustanciales en mi comportamiento. Ahora voy por la calle y miro a las tías heterosexuales y les digo guarradas (estilo: ese bolso apesta a 2016, tu base de maquillaje te hace parecer asiática o tienes las puntas abiertas, cosas de machos), escupo en el suelo, uso zapatillas NB y me dejo crecer el pelo de los testículos casi un milímetro. Está claro que he sido influenciado por la masculinidad exultante de byly Macho.
Osito anónimo antes de usar byly Macho.
El mismo osito anónimo de antes, una hora después de usar byly Macho.
Y eso es todo por ahora, que me tengo que ir a cortar un árbol y luego ir a pelearme con alguien en el fútbol. Espero que alguno de vosotros lo pruebe y me cuente si ahora se siente tan masculino y osazo como me siento yo en estos momentos. Y por favor, que esté entre los regalos que hagáis a vuestros amiguitos, a ver si es posible ir un día a una fiesta bear y que no huela a animal muerto, que parece que algunos sois alérgicos al agua.
¡Saludos!
Otro tío bueno alérgico a la higiene, entre los pelos largos de los huevos y el pestucio a requesón, creo que mejor me voy a casa a ver HBO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario