viernes, 28 de julio de 2017

Consejos para parecer más macho


Hoy os escribo con la firme intención de convenceros en el uso de dos prácticas que se están generalizando en el mundo hetero, y que nosotros, osos gais que no nos dejamos amilanar por esa especie inferior, debemos adoptar si no queremos estancarnos en la ciénaga del mundo cateto y hortera de los calzoncillos CK y los calcetines multicolor. Nos estamos refiriendo (como ya habréis supuesto) a mear como las tías, y a llevar el pito hacia abajo en el abanderado de toda la vida.

Me refiero a esto, pero... dejadlo, no me refiero a esto.
Claro, ahora más de uno estará boquiabierto y sorprendido de tamaña aberración, que ataca a sus principios más tradicionales, sellados a fuego en la mente por padres conservadores y prejuicios sociales. No os preocupéis, en cuanto leáis este post, veréis tan normal orinar sentado y tener comprimido el rabo, como decir en las redes sociales lo feos que estáis sin barba.

Veamos. ¿Cuántos de vosotros acierta en el váter cuando la vejiga le pide evacuación? Si claro, venga ya, ahora resulta que todos sois los Robin Hood del inodoro. ¿Sabéis que el rollo de papel higiénico no se gasta por limpiaros el culo, si no por limpiar la taza de meado, so guarros?

Paso de mear como un chocho, en el lavabo seguro que no salpico.
El caso es que dos grandes del fútbol mundial como Messi y Suárez han reconocido públicamente que orinan sentados para evitar salpicar el baño, obteniendo la mofa, befa y escarnio de todo twitter el mayor reconocimiento y el aplauso de sus fanes. Si un tío que tiene un perro que parece un elefante y otro que con esa cara está casado mean así y sus mujeres les aguantan, será por algo ¿no os parece?
Si bueno, obviar que tienen un ejército de personal de limpieza que haría las delicias de Enrique VIII, pero ¿no os llena de orgullo y satisfacción saber que ahora, cuando lleguéis a casa borrachos y de popper hasta el culo, os podréis quedar dormidos en la taza, de forma que cuando os levantéis al día siguiente solo tendréis que limpiar el vómito que haya en el suelo? Es un avance absoluto, un ahorro en papel total,  y ya si le dais a la cadena y os limpiáis el glande con un trocito de scottex, vuestros amantes, maridos y calzoncillos os lo agradecerán.

¡Oh siii, un cuadradito de scottex y qué fresh me siento!
Y porque los calzoncillos sufren mucho en el cuerpo de los osos, sobre todo si usáis slips de esos prietos marca paquetes, os ofrezco mi segunda recomendación de uso eficiente de vuestro órgano genital masculino. La mayor parte de los que usáis esta prenda, lleváis el pito hacia arriba. Pero vamos a ver criaturas... ¿No os dais cuenta de que así parecéis un gayperman o corréis el riesgo de que os llamen pasivas?

Está muy bueno, pero si no hay, no hay...
Si of fijáis en todas las pelis porno americanas, los osos llevan el rabo hacia abajo. ¿Por qué? Pues porque eso abulta que lo flipas y parece que llevas un calcetín en vez de las bragas de la Nancy. Ellos saben que en cuanto se bajen los pantalones, detrás del jockstrap de lana que le ha hecho su abuela durante una semana, el paquetorro que se le va a marcar va a poner chorreando al gordo que tienen delante y en cuanto se lo quite, podrá dar los típicos grititos de éxtasis supremo que se gasta esta gente aunque solo les estés lamiendo las botas. Y lo hará con la confianza de que tanto en el sexo como en un cuarto oscuro, la primera impresión es lo que cuenta.

Estoy de leer gilipolleces hasta el moño. ¡Parriba como los machos y que te den!
Por tanto, os pido por favor que si te vas a comprar un CK o un aussiebum para la playa (30€ cada uno. Usados.) escúpete en la mano, dirígela a tu pito y ponle la cabecita mirando a los pies. De ahora en adelante parecerás afrocamericano, y si tienes chepa compensará el conjunto.

¡Así de grande se te va a ver, solo de pensarlo me atraganto!
Eres libre de no hacerme caso. Pero si quieres que las divas del coño se fijen en tí y se corran de gusto cuando te vean sentado meando mientras mordisqueas un palillo del Bar Manolo, o marcando rabo en la playa sin necesidad de calcetines, ya sabes.
Y si has seguido mis indicaciones y aún así te pareces a una Nancy o te meas los pantalones, lo siento nene pero tu caso ni con cirugía alienígena tiene arreglo.

Si has seguido mis consejos quedarás algo así más o menos. En este caso concreto, si eres el de la foto, llámame.

No hay comentarios:

Publicar un comentario