viernes, 8 de diciembre de 2017

No pases frío en las quedadas. Ve con la batería cargada.

Quería poner la foto de un macizorro con gato, que da muchas visitas, pero solo la he encontrado con perro, otro post que no alcanzará las 5 millones de lecturas.
Ya estamos en la semana fantástica de quedadas Madrileñas. Este año no nos han pasado el número total de las mismas, pero creo que andarán ya por las 23 quedadas de osos/cualquierocosaconalgodecuero. Y en esta situación creo que vendrán muy bien los siguientes consejos para usar de forma correcta nuestro smartphone y no ir como pollo sin cabeza por el centro de Madrid. Y sí, esto huele a post de relleno, pero prometo fotos de osazos tó petaos de musculacos, los mismos que no cataré en Madrid hasta que no pierda 30 kilos y me empiece a ciclar.
Mi fantasía para esta quedada: ir a un hostal con la ducha bien grande, que estoy tan gordo como esos dos dioses de la musculación juntos.
Lo primero es básico y creo que ya lo he dicho más de una vez, ir con la batería cargada. Es más, recomiendo ir con una batería externa bien potente. O dos. Lo que haremos con el móvil será mirar las 1.233.532 aplicaciones de contactos, no sea que ese tío que tienes a tu lado esté en esa app que no usa nadie y no puedas decirle hola y conocerle. Algún viejo pureta dirá que si lo tienes al lado lo mejor es hablar con él. Ni puto caso, hablar con otros seres humanos lejos de nuestras pantallas está sobrevalorado ¿o prefieres que la gente piense que eres un raro? Un raro y un acosador, que son los únicos que usan la voz para comunicarse.
Yo ya tengo una pinta chunga con el bigote y por eso no hablo con nadie fuera de las aplicaciones, si acaso con Popchubby, del que estoy enamorado.
La batería también se resiente por el uso de google maps y esto es indispensable, ya que las mil fiestas clónicas estarán repartidas por todo Madrid, y deberás saber dónde están. Recomiendo también que instaléis la aplicación de taxis de Madrid, que no sé cual es ahora, o Cabify. Mi opción será Cabify, ya que queda como muy chic y muy moderno y seguro que no escuchan la Cope, además puedes pedir un conductor musculado, guapo, cachas y con buen rabo. No te lo vas a follar, pero puedes fantasear, algo en desuso por culpa de Pornhub.
Así suelen terminar mis «fantasías» PornHub.
Madrid parece Invernalia, y una fuente de calor aceptable es el móvil, así que pon el brillo a tope y a calentarse. Gracias a esto podrás entrar en las fiestas más cules (de cool, no de fans del barça, esos son culés) del momento. A ver, que no te van a hacer pasar por la cola VIP (la de los amigotes) por tener las manos calientes, pero no morirás congelado en las 2 horas de espera que te tocará. Esto me trae a la memoria a un chico que conocí el año pasado, un osete musculado, gordito y calvo que quería que fuera a su casa a follar y a afeitarle la cabeza, pero que murió congelado por no salir de casa con el móvil cargado. Eso si, afeité la cabeza del cadáver, que nunca hay que desperdiciar que alguien se deje rasurar la calva.
Prototipo de persona a la que no me importaría afeitar la cabeza.
Como ya he dicho más arriba, el móvil es fundamental para comunicarse y, cuando no estés intentando zorrear, vas a sentirte muy sólo y lo mejor es hablar con otra gente. Si vas con amigos a Madrid no vas a tener problema, pero si vas a «conocer gente» notarás el frío abrazo de la soledad, así que, además de calentarte las manos, habla con tus amigos de verdad por telegram. Pero no seas cutre y llorica, cuenta que te lo pasas de puta madre y hazte fotos con mucha gente alrededor. Ni se te ocurra hacerlo en las infinitas colas, ve al fnac a la sección de cómic y luego las mandas por la noche diciendo que estás en una fiesta/orgía.
Esto también vale, les dices que has conocido a una celebrity bear que pinta y te ha retratado en la orgía.
Y el último uso que le vamos a dar es para escuchar música. Si al final consigues entrar en alguna parte es muy posible que puedas escuchar algo bueno y bailar un rato, pero la mayoría solo pone mierda repetitiva, con lo que unos cascos de estos gordos que te aíslan son perfectos. Y fuera de los bares/discoteques son más necesarios todavía, en la fría y eterna fila te encontrarás gente con conversaciones tontas (así me puedes reconocer) que mejor no escuchar, y encima los auriculares te valen para calentarte las orejitas. ¡Si es que todos son ventajas!
Pues sufrir me quedo en casa probándome calzoncillos afeminados y poco favorecedores.
Y eso es todo, para ser un post de relleno me ha quedado un poco tocho, pero oye, hace tanto frío que mover los dedos los calienta un poco.
¡Saludos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario