viernes, 20 de abril de 2018

Are you Ready, player one?

Yo, después de tomarme mi batido de proteínas y mis 28 horas de pesas al día, adorando la novela.
Spoiler a la pregunta del título: No.
Hoy voy a analizar el nuevo fenómeno cinematográfico: Ready Player One. Antes de comentar la película he de decir que hace ya unos mil años leí el libro, el cual que gustó bastante y lo devoré en muy poco tiempo. Y cuando escuché por primera vez que el proyecto para llevarlo al cine estaba por fin en marcha pasé miedo, ya que me parecía un libro complicado para una película, pero al saber que era Spielberg su director, pues me sentí más tranquilo.
Disfrutando de la vida relajadamente pensando que su libro favorito está en buenas manos
Me equivoqué. Y no tardé en darme cuenta. Se ha cogido el libro, han sacado algunas cosas comunes como nombres y algo de la historia, y se han limpiado el culo con el resto. De entrada la versión cinematográfica de Ready Playe One va de un juego MMO o plataforma de videojuegos estilo Steam, y es una película que habla de videojuegos, sin más. Y encima más actuales que grandes clásicos. Por lo menos respetan el concurso que hay y el premio del mismo, pero no recuerdo en el libro ninguna carrerita de coches que se resuelve con un recuerdo peregrino.
Dándole la espalda a Spielberg, al bodrio de película, al autor que malvende los derechos de su novela y a la vida misma que te apuñala de esta forma tan rastrera.
En la novela, Oasis es una plataforma que sustituye nuestra forma de acceder a internet, y es un lugar  donde está todo, incluso el sistema de educación de ese mundo futuro. Por cierto, que el mundo real sobre el que se basa el libro deja mucho más claro que la época en la que se basa es una mierda y no hay futuro para nadie, por eso todo el mundo está conectado a Oasis.
Típico futuro distópico megaindustrializado donde la gente no tiene dinero para ponerle mangas a las camisetas.
Ya he dicho que el concurso y el premio es el mismo, también coincide con la película que el concurso se da a conocer después de la muerte del creador de Oasis, pero el libro ya desde el principio dice que hay tres acertijos a resolver para conseguir las tres llaves, y no como se puede ver en la película, donde tienes que ver un "vídeo" con el fin de pillar una frase que se dice casi al acabar la reproducción del mismo para acabar la carrera de la primera prueba. Vamos, un despropósito.
Así que la carrera de coches se  resuelve tirando de esta cadena... ah no, es una solución todavía más chorra, esta es la cadena del retrete.
Los malos de la película son los mismos que en el libro, pero la versión para los cines nos muestra una enorme compañía malvada con subnormales dentro de sus instalaciones: tienen a grupos de "frikis", bueno, el concepto de friki de Hollywood (gordos, tías feas, con gafas y miedosos) que trabaja en exclusiva para resolver las pruebas del concurso y no son capaces ni de solucionar la primera, que ya digo es una chorrada. Pero lo mejor está al final, ya que hay que encontrar un "huevo de pascua" como conclusión del concurso y se ponen a jugar con una Atari 2600.
Persona normal y con vida privada buscando en Google "Atari 2600". Cuando vea que es una consola lo va a flipar.
Me voy a parar un momento en esta parte de la Atari 2600. Cualquier friki de los videojuegos sabe que el primer huevo de pascua aparece en un juego de esta consola. Pues el grupo de expertos de la malvada empresa maligna que quiere quedarse con una plataforma que genera millones de dólares, recomienda ir jugando a todos los juegos del catálogo de la 2600. Y no digo más para no hacer spoiler, pero casi vomito en mitad de la sala de lo absurdo que era todo. Y sí, en la wikipedia te hacen un spoiler enorme si buscas simplemente Huevo de Pascua (virtual).
A la versión machorra y musculada de Mario Mario no le gustan los frikis que no saben dónde está el primer huevo de pascua de los videojuegos.
Volviendo a la cosa esa con imágenes en movimiento. En el libro, los 80 están de moda ya que el creador de Oasis era muy fan de esos años y se estudiaba todo lo relacionado con su persona para intentar resolver las pruebas, sobre todo la primera que es la que más duró sin ser resuelta. En la película es algo sólo del protagonista, el único que parece que se fija en la vida del dueño de Oasis, ya que a los demás les debía parecer absurdo investigar al que crea un concurso que te hará ser la persona más rica y con más poder del mundo.
Guionista de Ready Playe One dándole sentido a la historia. Vemos cómo está haciendo un duro trabajo con el libro.
La escena final de la Ready Player One de las salas de cine es, bueno, la típica en los filmes de este nuevo género, el género de los mundos generados por ordenador vacíos de contenido pero con muchas lucecitas y muchas cosas en pantalla "haciendo cosas". Y eso es la película, un montón de brilli brilli que pasa sin mucho sentido, con unos personajes secundarios vacíos y sin personalidad pero con un protagonista igual de carismático que una piedra que te encuentras por la calle.
El protagonista de Ready Player One. No te habrás levantado del asiento y ya lo habrás olvidado.
Si te gustan las películas palomiteras en las que no tienes que pensar en nada y quieres ver efectos digitales sin sentido, este es tu rollo. También lo es si te gustan los videojuegos y te conformas con ver referencias de los más actuales en un cine. Para los demás y para los seguidores del libro, creo que es una mala idea ir a ver "esto". Le doy dos condones usados sobre cinco. Le estoy poniendo buena nota ya que sale el Jefe Maestro.
Saludos!!
Pues a mi me ha parecido una obra maestra, aunque también hablo con gente imaginaria con un plátano, así que ya podéis suponer el valor de mi opinión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario