lunes, 15 de noviembre de 2010

Bear facebook

¿Alguien se ha preguntado sinceramente, con el corazón osuno en la garra, por qué diantres tiene tanto éxito facebook? Es decir, si las moscas ya se comían la caquita de Lucy y han seguido disfrutando de la de sus amiguitos hasta el día de hoy, ¡algo tendrá la mierda para que siga siendo la base de su dieta, que les pones un cazo de caviar y otro con el truño de tu perro y se van directos a lo que queda de los friskies de la cena!

Pues eso, que yo no digo que 500 millones de usuarios registrados sean como moscas ni que facebook sea una gran mierda, pero al parecer tiene el mismo efecto: "atracción fecal".

Veamos. Yo cuando me registré lo primero que hice fue preguntarme: ¿Y ahora, qué? Pues bien, lo típico, vas añadiendo amigos. Cuando te quedas sin amigos, añades a los amigos de tus amigos. No te conocen. No los conoces. Pero te da igual, tú los añades, que ésto es como el refrán, "caballo grande ande o no ande". Y cuando te aburres de añadir a los amigos de tus amigos, el siguiente paso es fagocitar perfiles. Ves a un tío bueno y le envías la solicitud. Y ya tienes otro amigo, así de fácil.
Puedes verlo en un bar, pasar al lado de él, tocarle el culo y comerle la polla en el cuarto oscuro, que al salir te hará la pregunta:"guapetón, ¿y tú tienes facebook?". Evidentemente no sabe quién soy, pero yo sí sé quién es él: tiene 34 años, pareja cerrada, dos sobrinas menores de edad con un álbum de fotos dedicadas a ellas sólas, le gusta el pop art y es de derechas, pero de los buenos, de los liberales guays. Así que para evitarme explicaciones le digo que me de su facebook, que ya si eso, le añado yo.
Y es que sigo sin verle utilidad. Cualquier mañana de cualquier día. Pongamos un lunes. Lo primero que te encuentras en el muro:" Buenos días a todos, que tengáis un buen lunes".¡Será el tío capullo! ¡Es lunes! Y lo peor es que hay gente que contesta con el poder de la sabiduría infinita: "¡Ánimo que ya queda menos para el fin de semana!". ¿Pero será cabrito? ¡queda exactamente toda la semana! Así que empiezas el lunes con peor mala leche que de costumbre. Facebook ha hecho que seamos peores personas.

Pero bueno, aparte de saludar a tus supuestos 886 amigos con frases conmovedoras , lo siguiente que observé es que mucha gente pone su vida entera en la web. O sea. Tu amigo "folladornato25" del bear con una única foto de su espalda y enseñando el culo, se convierte en Javier Rosado Aparicio, banquero de 37 años, que estudió en el I.E.S. Los sagrados ángeles del Carmelo, le gusta la botánica y tiene fotos de pequeño con bañador de naranjito.

Qué rara es la gente. Es como si facebook fuera impenetrable. Algo aparentemente mucho más respetable donde damos la cara seria y formal, donde hacemos amigos, pero cuidadín, lo de follar, por el bear. Que igual mi asesor espiritual me riñe si escribo cosas sucias por aquí.
También descubrí que se podía jugar en facebook. Un día tu amigo nº 256 te regala un puñado de alfalfa para tu granja. Creo que lo más cerca que un oso va a estar de un fardo de alfalfa, será ésto. Es un juego de hacerte una granja o algo así.
Hay otro de diamantes que parece igual de apasionante. Me parece una brillante idea, ¿por qué estar jugando al halo reach en la xbox 360 cuando puedo estar haciendo mi propia granjita, batiendo un récord en los diamantes o rellenado el test "¿tratas de evitarme cada vez me conecto y a los dos segundos apareces desconectado en el chat"? No tiene color. ¡Mi granja será la más lucrativa del lugar, y repartiré toda la leche que tenga! La de las vacas digo...

¿Y no es emocionante ver cómo tu colega nº 257 de Kuala Lumpur se ha comprado la última tablet del mercado y nos muestra sus fotos, como si no pudiéramos ir a youtube o incluso a la página del fabricante y ver vídeos y fotos en alta calidad? ¡Claro que es emocionante!, sobre todo si mi amigo enseña un poco de chicha, una camiseta que se sube, un pantalón que se baja... La tablet a todos nos la pela, seamos sinceros. Y si nos la muestra en calzoncillos, se hace invisible. Es mágico.

Por lo demás, me parece que este invento no es más que un patio de marujas. Sólo sirve para ver las fotos de la última fiesta, del último novio, del último coche o del último pantalón de D&G que se han comprado en su último viaje a Sitges. Es que pasaban por allí y no pudieron resistir la tentación. Carpe diem nenas.
Luego uno se echa unas cuantas risas con las fotos, critica y habla con los amigos de verdad, los de carne y hueso las tonterías de la gente y por supuesto, no te olvidas de comentarlo en su muro: "¡Me encanta, te has superado chacha!".


Y es que si quieres chatear usas el msn o el skype. Si quieres ver gente exhibiéndose te vas a cam4, si quieres poner las fotos de tu gadgets te vas a picasa, tumblr o fotolog, si te gusta jugar a saber más que nadie de política te haces bloggero... Y me pueden decir, ya, ¿y para qué tener tanta mierda cuando puedes tener todo eso en un sólo sitio? y yo digo: porque eres un cotilla, y facebook te proporciona un dossier completo de miles de desconocidos. Y eso, a la gente, le mola.

De hecho, a no ser que estés muy bueno, colgar una foto o un video en tu muro no te reportará comentarios, serás como Claudia Schiffer en un bar de osos: inexistente. Y si los tienes, serán para ligar, verbigracia:"qué bonito el ipod que te has comprado, a juego con tus preciosos ojos" o "qué obnubilante paisaje de Asturias, ¡quién te follara en la hierba jaja!".Pero oye, que no seré yo quien despotrique sobre las virtudes de facebook, después de todo, 500 millones de... ositos... no podemos estar equivocados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario