28 nov. 2017

Hoy en Deportes sexies: Lucha Grecorromana (mmm)


Los amantes del deporte estamos de enhorabuena. El fútbol está guay y tal, pero veintidós chasers escupiendo y tapándose con un dedo un orificio de la nariz para soltar los mocos por el otro no me pone. En el baloncesto de vez en cuando sale algún jugador entrado en carnes pero suelen llevar la ropa diez tallas por encima de la suya para ir sueltitos y me aburre la verdad. Y en el tenis de vez en cuando enfocan a algún juez de línea que está gordo, pero como se centran en los jugadores, cosa que no entiendo, pues hale, a amuermar al personal.

Sin embargo nos queda la lucha grecorromana y el sumo. En el sumo los tíos suelen ir medio en bolas pero están bastante pasados. Aunque en biggercity no pasarían de ser cazadores o bears, pero para mí solo merecen la pena un par de culos.


En la lucha grecorromana he encontrado el patio de recreo para dar rienda a mis perversiones sexuales. Dos hombres hechos y derechos embutidos en unas mallas mega prietas que les marcan todas las lorzas, y aunque no entiendo las reglas del juego ni me importan, eso de cogerse de las manitas cada dos por tres y de agarrarse estilo perro me parece más cachondo que cualquier peli porno americana en la que solo saben gemir y decir tonterías de cuatro letras como "yeah", "fuck", "baby" y sus combinaciones y permutaciones pertinentes: "yeah", "fuck yeah", "fuck baby!", "yeah baby".

Además, desde que me pongo para dormir a los coreanos, descanso mejor y no tengo que gastarme los cuartos en libros o pelis culturetas que me dan más prestigio pero que me comen la cabeza con ideas y conceptos revolucionarios.
Por tanto, cosas que saco en claro de mis visionados nocturnos:

Aquí a poco que te descuides te comen el rabo, o lo intentan de una forma muy poco sutil...
Como en una vulgar sauna, después de meterla te quedan tirada y abierta de patas.

Este es el vídeo de los martes y miércoles.

Hay mucho amor. O le está agarrando el cuello porque le debe dinero. No lo sé.

Como la vida misma. Los que se pelean, se desean.

No sabría explicar muy bien esta captura, pero yo les metía.

Tú haz esto en la plaza de tu pueblo y cuéntale a tus paisanos que estás practicando deporte...
Aquí mi porno de los lunes.

En cuanto entras al ring o como se llame, la mente de esta gente empieza a hacer cábalas.

Se relame de gusto el cabrito de lo que va a manosear. Cómo tonto.

Aquí yo creo que le está pasando un papelito con su perfil del bear, pero no estoy seguro.

Y en estos instantes todos nos damos cuenta de que mucho cuerpo y tal, pero lo de abajo es de muñeca de Famosa...

Sí, todos nos hemos quedado así después de afrontar la dura realidad.
Este lo llamo el vídeo calientapollas. Mucho lirili y poco lerele.

Y oye, que ya está, que no os molesto más, que seguro que tenéis que hacer cosas súper importantes como poner una instantánea de vuestro desayuno en instagram, o darle "like " a la basura de foto que ha subido a facebook el gordo que os gusta. Y yo aquí con mis tonterías de gordos en mallas poniéndose a cuatro patas para que otro le agarre por detrás... De verdad cómo soy...
Nunca entenderé cómo yendo sin ropa interior no se empalman. A lo mejor no son gais. O puede que no les vaya el rollo oso. 

Yo voto por el bromuro :-)


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario