miércoles, 21 de marzo de 2012

Fiesta décimo aniversario Men to Men

Creo que te has equivocado de fiesta, la del barco es otro día
Bueno, como ya comenté de pasada hace unos días, el M2M celebra su décimo aniversario el próximo Sábado 24 de Marzo y para celebrarlo van a montar un fiestorro con famosillo (por famosillo quiero decir uno que salió por la tv), photocall (y esto quiere decir trozo de tela o papel con motivos de la fiesta y un fotógrafo enfrente), animación a cargo de Angelita la Perversa, «La Ogra que todo lo logra» (no la conozco de nada pero suena muy bien) y la actuación de la Terremoto de Alcorcón con menos kilos encima.
El sarao parece que empieza sobre las 2 de la noche, pero bueno, ya sabemos que eso quiere decir que hasta las 3 nada de nada, pero mejor ir pronto para acomodarse, ir haciendo los pertinentes contactos visuales para no dormir solo, y pedirse una copa con tranquilidad.
Osea tios!, que estará el pavo de Parking Expreso! y otros...
En bebearmyfiend.blogspot.com estamos de suerte, un familiar viejo y rico ha muerto y me ha dejado una suculenta herencia, así que mientras me largo de esta cloaca directo a Japón, le he comentado a un amigo de allí que vaya a la fiesta y cuente con detalle qué tal. Si hay comida gratis puede que asista, haga fotos y hasta podamos contar cómo ha sido, quién ha ido y quién se ha liado con quién, igualito que el «Hola» cuando se casa alguien de la realeza, o como cualquier día por Facebook.
Éste, al parecer, se casó con la hermana de uno de sus compañeros de reparto..
Además, el viernes 23 abren un nuevo bar con aires ochenteros, su nombre es 1987, perfecto para todos esos que ahora están llegando a los cuarenta o cincuenta y suspiran por los tiempos pasados, cuando todavía eran jóvenes, guapos y no se ponían mil cremas para que no se note el paso del tiempo.
Así que ya sabéis, si estáis por Sevilla es un buen plan para este fin de semana, viernes de abuelos melancólicos y música anterior a Nirvana, Sábado en la sauna, para poner en practica uno de nuestros post en plan «haztelo tu mismo» y noche de alcohol, drogas, furcias y fiesta loca (con famosillo).
Un saludo.

jueves, 15 de marzo de 2012

Saunas, qué lugares tan gratos para conversar

Para los que no hayan ido nunca a una sauna, he de empezar diciendo que es lo más parecido a un prostíbulo. Si aquí hay habitaciones donde los esposos recuerdan cómo era meterla en caliente, allí hay cabinas donde éstos descubren por primera vez qué se siente al ser rellenado como un pavo. Eso sí, en la sauna por el mismo precio tienes buffet libre, mientras que en el burdel pasas por caja en cada polvo. Y encima llegas a casa oliendo a putilla barata. Que las mujeres otra cosa no serán, pero en detectar los olores de otra hembra en la ropa de su macho son especialistas.

Lo primero que hay que tener claro cuando decides ir a la sauna es tratar de llevar ropa interior limpia. Lo último que quieres es que una manchita marrón en tus Calvin Klein de 50€ horrorice a las nenas.

Y es que el cambiarte en las taquillas puede llegar a resultar un acto surrealista. Es en este momento cuando surgen las primeras miradas lascivas, y si da la casualidad de que estás bueno, la mitad de la sauna se dirigirá hacia donde estés con la excusa de repasarse la raya del pelo, comprobar si el bote de colonia esta lleno o ir a descansar un poco en el banco que está justo detrás tuyo. Éstos son los peores, porque no sabes si quieren violarte o robarte el iphone.

Si pasas un poco de esta gente, tu siguiente punto es rezar porque las sandalias que te hayan tocado sean de tu talla. En el 99.99% de los casos llevarás los talones de los pies al aire recogiendo todos los gérmenes del local a cada paso, o por el contrario irás con las prácticas sandalias-esquí, con las que recolectarás toda la mierda del suelo con la parte de atrás, y con un sutil movimiento de palanca la lanzará hacia tus gemelos.

También es el momento de elevar unas plegarias para que las toallas y el trapito que te dan sean acordes a tu cintura. Aquí hay dos posibilidades: si eres gordo te tocarán las más pequeñas e irás por los pasillos enseñando pierna como si fueras Angelina Jolie en los Oscar. Si eres delgado podrás prácticamente enrollarte con ellas cual momia egipcia. Y si eres amigo de los dueños de la sauna te pasas todo por el forro y te llevas un pareo de casa, floreado y súper mono, y unas sandalias nike, que las de pryca dañan el empeine que no veas. O sea.

Una vez pasado el trago de la ropita, lo siguiente es inspeccionar el lugar para hacerte una idea de lo que te vas a llevar a la boca. Es en este punto cuando realmente te das cuenta de lo cruel que ha sido la madre naturaleza con ciertos especímenes. Si a la entrada viste a un oso que te gustaba, de piernas aparentemente rocosas y pecho lobo, la cruda realidad te revelará que sus piernas lo único que tienen de rocosas son las durezas de los talones, y de pecho, exactamente lo mismo que un lobo: las tetillas y gracias.

Luego están los dos o tres buenorros que se pasean de un lado a otro decidiendo quién será el elegido de la tarde. No pierdas el tiempo con ellos a no ser que seas más feo que pegarle a un padre. Tienen ese defectillo, cuanto más demacrado, mejor. Y si parece que estás con el síndrome de abstinencia se volverán  literalmente locos por tí, y por tu manguera de medio metro, que para irte con estas divas o calzas XXL o te compras el alargador ese de teletienda.

En cuanto a las instalaciones propiamente dichas, suele haber tres tipos de salas: piscina, sauna húmeda y sauna seca. Luego hay otras opcionales, como salas de televisión o incluso laberintos para que te hagas a la idea de que estás en un cuarto oscuro.

La piscina es el sitio ideal para hacer las primeras amistades, hablar de tonterías antes de meterle la lengua al que sea hasta la faringe y realizar cosquillitas en los pies al que te gusta. Todo muy inocente, hasta que en ese momento ves a alguien volar y tirarse en plancha provocando un tsunami. Alguien debería decirles que hay formas más eficientes de llamar la atención. Quemarse a lo bonzo por ejemplo. También nos encontramos a los nadadores profesionales que muestran sus habilidades. Bueno, su habilidad, porque dan una brazada y se pegan media vuelta, pero ponen mucho esfuerzo en demostrar que saben nadar y chapotean con mucha furia.

Otro problema que tiene la piscina es el intercambio de sandalias que suele hacerse sin que te des cuenta. Ya puedes pintarlas de camuflaje selvático y esconderlas detrás de una pared imaginaria, que siempre habrá alguien que te las quite. Tú puedes optar por patearte descalzo todo el local hasta la recepción cogiendo prácticamente la salmonelosis para que te den otro par, o puedes ser cabroncete y robárselas a alguien. Pero no se las quites al de las nike que te cruje.

Luego tenemos la sauna seca, donde se va a sudar y que suele ser un pegote sin sentido en el edificio porque pasas un calor de muerte y a veces es tan pequeño que a la gente le da corte hacer nada, salvo que dentro de la misma haya otra sauna seca, más calurosa aún, donde la gente puede meterse y hacer sus cositas. Hay que estar muy cachondo para follar ahí dentro. El semen se evapora nada más correrte, con lo que el rollo "salpícame la cara, puta" no pega mucho.

La sauna húmeda es más divertida. Frecuentemente es una habitación oscura, muy oscura (a veces te sientes como en Londres a medianoche), y la gente entra directamente a tener sexo salvaje, gimiendo bajo la privacidad que otorga la ausencia de luz. Suele haber mucha gente que se pone a tu lado y empieza a toquetear a diestro y siniestro, lo cual no está mal hasta que alguien abre la puerta, deja entrar la claridad y descubres a cuasimodo con tu polla entre sus manos. Así que sales pitando porque tienes miedo, y porque alguien se ha tirado un pedo, o quieres pensar eso antes que creer que has podido pisar los restos de la fideouá de un pasivo gordito.

Por último os recomendaría vacunaros de la gripe antes de rebozar vuestros cuerpos por estos lares. Cuando sales de una cabina, o de una piscina y vas a otro sitio, caminar por los pasillos es algo similar a darte una vuelta por el polo norte. Y da igual que sea invierno o verano, te congelas. Desde aquí animo a que se implementen más calefacciones o repartan albornoces, cualquier día vamos a encontrarnos a algún viejecito tirado en una cabina con el cuerpo de color lila y habrá alguno que encima lo tilde de vicioso.

Dando por terminada la jornada de sexo libre y acuático, te vuelves a tu taquilla a comprobar si tu iphone sigue ahí, y cuando pensabas que te ibas a librar ya del tonto que se tira en bomba a la piscina, y del cuasimodo masturbador, te encuentras al típico amante del baloncesto que no puede molestarse en caminar dos metros para dejar las toallas usadas en los cestos, y sin reprimirse un pelo, hace una bola con las prendas sucias, y lanza un gancho de derechas que deja la mitad de una toalla fuera del cesto, y el trapito tapa rabos encima de tus pies. Risas generalizadas. Me pregunto por qué no seré hetero. Si una puta me tirara sus bragas a los pies supongo que me gustaría, y si me los tirara a la cara las olería mientras me hacía una paja. Igual lo pruebo una temporada. ¡Debe ser tan retro pagar por tener sexo!

lunes, 12 de marzo de 2012

El Arrabal ha muerto... esta vez de verdad

Osito pensando si veranear en Sitges o en Badajoz
O también podía haber titulado ésto como La Extremadura gay friendly cada vez menos gay.
Por fin ha muerto uno de los bares más antiguos de ambiente mixto (aquí los llamamos bares gais o de maricas), digo por fin porque lleva un año en estado terminal y, anteriormente, 3 o más en agonía.
Ya desde el cambio de dueños se intentó cerrar la marca Arrabal para pasar a Llamarse San Blas, pero las críticas en Facebook les hizo recapacitar y se negó el cambio de nombre del nuevo bar, ahora han sido más listos y el cambio ha llegado sin previo aviso: cierra el Arrabal y abre Gossip Girl.
Nuevo y original nombre del local
¿Propaganda para una próxima fiesta?
El local es básicamente igual, pero con olor a incienso, imagino que para tapar el olor de los que fuman en los baños, pero ayer con la poca gente que había no hizo falta. Cortinas negras de una imitación a terciopelo, muchos asientos y una pantalla extra con capítulos de Anatomía de Grey. No sé por qué esperaba ver otra serie...
Lujo y glamour
Chimenea de pega
No es un cuarto oscuro, es que iba borracho cuando sacaba las fotos.
Todo indica que su época mariquita ha tocado a su fin, así que ahora los pocos que no nos hemos mudado a Madrid, tenemos que buscar otros locales, y viendo la variedad que existe en la ciudad, creo que empezaré a hacer botellón (es coña, seguramente me haga chapero para pagarme un piso en Sevilla).
En Sevilla todas las fiestas acaban así de bien.
Un triste final para un bar que tantas alegrías nos dio en los días dorados, antes de que los niñatos acabaran con el buen ambiente y los anteriores dueños solo se sirvieran del renombre como único reclamo. Puede que por eso los actuales dueños hayan cambiado el nombre, la mala fama que hayan podido estar arrastrando, aunque, para ser sinceros, últimamente estaba bastante bien.
Cierra el Arrabal, cierra gaytorrent, muere Whitney Houston y los del Men 2 Men llevan a un famosillo para animar su aniversario, si alguien no ve las señales de que algo terrible se acerca es que es ciego.
Un saludo.
¿Qué coño es Pekín express? Y sobre todo, ¿quién es él?