jueves, 20 de enero de 2011

Peluche, y punto

Lo sé. Estábais esperando a que Popchubby os hiciera la crítica de "Peluche", esa punta de lanza de la literatura osuna, que para algunos es a la lengua de Cervantes lo que "Cachorro" al cine. Y tienen razón, "Cachorro" y "Peluche" son tan prescindibles como las barritas energéticas para un oso.

Pero no va a ser Popchubby quien haga la crítica, sino que seré yo, ya que él sigue enfrascado en su lectura, devorando cada letra y cada uno de sus millones de puntos a un ritmo trepidante aunque traicionero, porque leerte 368 páginas de ese calibre, de golpe, no es bueno. Dadle tiempo, qué digo yo, un año o dos, que al menos pueda compaginarlo con alguna lectura de mayor calidad, como la "Vanity fair" o el "Pronto".

Una última confesión: sólo he leído unos párrafos sueltos de todo el tocho. Suficiente, os lo aseguro. Y juro que todo lo que cuento a continuación, está basado en hechos reales. Atento señores. Empieza la función.

Al parecer el libro va de un tío que se llama Lucas. Pero del nombre no te enteras hasta que pasas unas cuentas páginas y ya te has amuermado leyendo. Mierda. Y no es baratito el libro, no, que encima si lo quieres leer en tu kindle y hacerte el gafapasta no tienes más que complicaciones. Fatal, fatal, pienso. Y no sé qué me pasó, que cuánto más avanzaba en el párrafo... Más me sentía atraído por el texto.

Y qué texto. La narrativa me atrapa. Joder. Qué subidón. Estoy viendo...¡A Bob hoskins! No lo puedo creer. Mierda, estoy soltando líquido preseminal. Espero que no se note. Está ahí, delante mío. Lo miro. Me mira. Es guapísimo. Fijo que es gay. Ésto es un sueño. Me acerco a él lentamente. Tengo miedo y mis piernas casi tiemblan de excitación. Él fija sus ojos en mí. Se toca los huevos. Me lo tiro. Vaya si me lo tiro. Camino hacia él. ¡Ouch! Coño. No me he fijado y he tropezado con... ¡Marianico el corto! Le pido perdón. Va sin camiseta en pleno Enero. Y sólo lleva unos gayumbos blancos. Uffff. Me agarra el paquete.

-¿A dónde vas tío bueno?
-Yo... Err...
-Sé lo que sientes. Puedo dártelo.
-Pero, es que está ahí Bob Hoskins, ya sabes, a él no le hizo falta salir en el "No te rías que es peor"...
-Deja a Bob, es un medio metro, te voy a hacer un hombre.
-Ok, hazme tu perra.

Empieza a lamer mi sexo. Le entra toda. Desde arriba ahí agachado parece una rana con boina. Me entran ganas de potar. Me corro. Respiro. Inspiro. Intuyo que me va a decir que me quiere así que salto pitando.
Corro hacia una parada de autobús. Me vuelvo a casa. Un hombre se me pone al lado. Qué coña: es gordo. Y peludo. En esta puta ciudad son todos gordos. Le miro de reojo. Tampoco lleva camisa. Sí. En pleno Enero. Él tampoco. Tiene puestos unos slips verdes con dibujitos de Pocoyó. Lo veo a través de la cremallera del pantalón. Es que la tiene bajada. No me preguntéis por qué. Pero me pone. Gimo. Le pongo la mano en la nuca. Le acaricio. Uufff. Y vuelvo a gemir. Se saca el rabo. Empieza a meneárselo delante de toda la gente. Nos da igual. Sólo pasan gordos por la calle. Y son todos gais. De pronto nos vemos rodeados por un corro de gordos masturbándose. Nos riegan. Si Almodóvar ve ésto hubiese pasado de la Maura. Empezamos a reirnos.


-Ja, qué corridas
-Ja, ef vefdaf
-Ja, no veo una mierda
-Ja, me apetefen unaf pafatitas
-Ja, espera que mojo mi churro en tu cara
-Ja, ja
-¿Me quieres?
-Oye tío, déjalo para otro capítulo es que Marianico el corto ya iba a soltarme esa mierda
-Pero hemos vivido algo intenso, no sé ¿me quieres, verdad?
-Eh...
-¡No jodas puto maricón!
-Ei no te pases
-¡Es que de pequeño se reían de mí en el colegio! ¡El gordo Pérez decían!
-Ya ya, lo siento tío
-No lo sientas, sólo soy una bola de grasa
-No digas eso, venga un abrazo
-¿Te puedo tocar el culo?
-... Ok
-Te quiero tío, eres lo mejor que me ha pasado en este capítulo
-¿Me estás metiendo el dedo?
-Perdón

Y eso es todo. Algo muuuuy parecido es lo que os váis a encontrar los incautos que lo compréis. No hay más. Frases ínfimas y aburrimiento desde la primera letra. Siempre hay montones de gordos esperando tirarse al prota, siempre están buenorros y aprovechan cualquier situación para follar. Increíble. Espero que no sea autobiográfico porque si es así le pongo un monumento al escritor. Por inventiva, no penséis bien.

Seguramente si buscáis el libro en google os saldrán foros donde lo ponen por las nubes, críticos que alaban su grácil estilo y gente que lo ha flipado con su lectura. Yo también lo he flipado, tanto que no he podido pasar de la primera página y de alguna otra suelta por el medio sin pellizcarme para comprobar que no estaba soñando.

Insisto, a muchos gustará, pero si rebuscasen en el interior de su corazón, en lo más profundo de su ser, y fuesen sinceros consigo mismos, dejarían el libro tirado y empezarían la biografía no autorizada de Belén Esteban. Que además tiene fotos , la letra bien gorda... Y frases donde los puntos separan mas de dos palabras, ¿me entiendes?

12 comentarios:

  1. Empecé a leerlo.
    No me lo creía.
    Qué estilo.
    O falta de.
    Menuda basura.
    Cómo nos venden la moto.
    ¿Obra maestra?
    Clinc (Mili la de Berkana haciendo caja)

    ResponderEliminar
  2. Jaja clinc clinc :-) por eso mucha gente tiene miedo a la pirateria, la gente no se compra mierda, se la piratea, y luego la tira :-P

    ResponderEliminar
  3. por favor,por favor porfavor.estoy alucinando con la publi que le daban.pero pedazo de animales,talar arboles para esto!vaya guevos!

    ResponderEliminar
  4. peluche SOSO SOSO SOSO

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Yo leí : El dia que murió chanquete, es la historia de un chaser públicado por egales, en fin no esta mal, pero a parte de Contranatura de Pombo, y uno que me leí que varios autores: mi piel en tu boca,los demás libros de tematica gay, almenos lo que he leído, son malísimos.

    ResponderEliminar
  7. hola:oscar moore,es un escritor ingles que escribio la novela un asunto de vida y sexo.es una novela que esta muy,pero que muy bien.sobre pombo nada que discutir,es genial.Cesc buscalo y hechale un vistazo.

    ResponderEliminar
  8. en EDICIONES B lo teneis de bolsillo.

    ResponderEliminar
  9. Llevo unas 30 páginas (gracias por el enlace BeWater) y en vez de 'Peluche' podría llamarse 'Anfetas'...

    ResponderEliminar
  10. Anfetas las que vas a tener que tomar si vas mas allá en el libro, yo lo estaba leyendo porque tengo un sentido del humor muy especial, pero vamos, la nula imaginación ha podido conmigo sin llegar siguiera a la mitad... déjalo antes de acabar mal y mira alguna de las opciones que aquí nos han dejado (yo ya he encontrado "Contra natura"). Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Me pasa lo mismo, aun mantengo una mezcla de esperanza y curiosidad, veremos si lo termino! Esto es como todo, no basta con que te avisen... hasta que no te pegas tú mismo la ostia no aprendes jjejejej

    Me apunto el de Pombo! No soy un gran lector pero el mayor romance entre hombres que he leído es 'Memorias de Adriano', curiosamente escrito por una mujer y además bollera, Marguerite Yourcenar. Muy tremendo.

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar