20 feb. 2018

Heteros desatados buscan culos desvirgados


¿No os ha pasado alguna vez que estando follando con un gordo en medio de la calle durante el orgullo, o en una quedada para osos a las que ya van mayoritariamente musculocas aceitosas, se os ha quedado mirando una familia hetero normativa con niño repelente incluido, super escandalizados como si ellos hubieran tenido a su prole por ciencia infusa? Claro que sí, todos hemos experimentado esto y es muy desagradable porque por el rabillo del ojo ves a la madre fachilla taparse los ojos con las manos (aunque en realidad se está poniendo un poquito cachonda) y si no estás muy concentrado se te baja el periscopio.

-Vergüenza tenía que darles...
-¡Y en plena calle!
-¿Pero se han corrido ya?
-En ello están, no sé si ir a ayudarles...
En fin, ¿quiénes se han creido estos heteros para juzgarnos? Hoy quiero levantar la voz para probar, una vez más, que los plumófobos, homófobos y gordófobos deberían meterse la lengua en el orto porque si en este mundo hay alguien que en cuanto pones a Gloria Gaynor se pone a bailar como una loca, es un hetero recalcitrante. Y si estás entre amigos, borracho de cerveza barata y te tienes que bajar los pantalones para enseñar el culo, amigo hetero, sabes que lo vas a hacer.

Bueno ¿me los bajo ya o qué pasa con vosotros?
El bueno de Leo Bassi encima cobra por ello. Hay que reconocer que tiene cuerpazo y yo le permito que se despelote delante de mí cuando quiera, pero hijo mío, ponte unos calzoncillos más ajustados, que el rollo "Conchita, cómpramelos sueltitos para estar cómodo" ya está muy pasado.



Luego tenemos la inocente partida de ping pong con tu amigo hetero... en calzoncillos. Claro, es lo más normal ponerte a sudar como un cerdo con esos slips blancos sexies porque tienes toda la ropa lavándose. No cuela. Tu amigo está con jersey de cuello vuelto, deja de acosarle, chico...


Y hay que ver qué poco homosexual es ir a un programa a quitarte la ropa frente a un montón de tías sacadas de una peli porno. Igual son cosas mías pero el que se estén partiendo el culo y tú salgas feliz y triunfador no me parece muy de "mirad hijos míos, este era yo de joven y macho en la tele". Por cierto ¿hay alguna norma no escrita que se pase de generación en generación y que haga que tengas que ponerte los gayumbos por el ombligo y comprarlos dos tallas más grande?


Y venga, heteros queridos, ahora váis a decirme que cuando vuestro amigo gordito se descuida, ese que parece tan apetecible en el sofá abierto de patas y en gayumbos... rosas... le tocáis el rabo y los pezones con una escoba para empalmarle porque claro, os parece más excitante que llamar a una profesional del amor y que os limpie el sable. Chicos, os retratáis solos, es patético.


Vergüencita ¿eh? Venga, otro día que una familia normal os diga algo, o incluso un gay reprimido os mire mal, mostradle este post y así me dáis visitas, que este verano quiero irme a Nueva Yor y el viaje no se paga solo.

¿Eso que tienes en la barriga es una capa tectónica? es que se me está revolviendo el estómago...

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario