lunes, 20 de noviembre de 2017

Tenemos que hablar de OT

A mí me mola ver OT así, en plan casual para instagram.
Buenos días/noches/tardes a todos, hoy voy a hablar un poco de los concursantes de un programa que acabo de descubrir y que ya he conseguido que sea tendencia en Españistán, ya que todo lo que vemos o hacemos en este blog es tendencia en nuestra casa y a veces ni eso. El programa se llama Operación Triunfo y esta es su primera edición del 2017.
¿Operación triunfo? ¿Ese no es el programa que se emitió por primera vez en el 2001?
Para quien no lo sepa, OT es un concurso con mucha gente joven que quiere ser el nuevo Bisbal o el RubiusOMG, o por lo menos ganarse la vida asistiendo como personaje VIP a las discotecas de pueblo. En este concurso los preparan para ser artistas musicales, y para ello tienen que interpretar canciones de otros, algunos con diferentes estilos, aunque ese estilo no le vaya ni de coña. Con esto ya van vendiendo a estos triunfitos (que así es como he decidido llamarles y que a día de hoy nadie lo hace) para ver si pueden sacar aunque sea un disco que venda lo justito.
Ya nadie se quiere parecer a gente tan cuca como el gordo de barba y gorra.
Y hecha la introducción, hablemos de los concursantes:
  • Amaia: Esta pamplonica es la ganadora de OT, es un diamante en bruto que a sus 18 años ya se ha ganado a todo el que ve el programa y que tiene un poco de corazón, pues sólo puede ser  odiado por gentuza sin alma o el demonio. Tampoco le gusta a Mónica Naranjo, que es jurado, ya que brilla mucho más que ella y está en esa edad en la que no soporta a la gente de alma pura y corazón tierno.

  • Amaia amorosa: Es la misma de antes, pero es un versión más amorosa, esta es la que vimos en el último programa, cuando ejecutó una mala interpretación de City of Stars, el temazo ganador de un Oscar de la maravillosa La La Land. Es tan amorosa que el concursante que la acompañó (bueno, intentó boicotearla, por pura envidia claro) intentó besarla en directo y ahora está llorando por alguna esquina y con una depresión de caballo ya que ella tiene un alma tan pura que no puede estar con alguien sucio y terrenal.
Este número es espectacular, con Amaia hubieran ganado el oscar hasta de mejor animación.
  • Amaia Siesquenotengoinstagram: Amaia en su momento ganadora del aprecio del público dijo la frase del año: "Es que no tengo ni instagram ni nada". En ese instante todos los fans de Amaia mojamos nuestra ropa interior y tuvimos claro que es la gran ganadora.
    Yo me la imagino así al salir de la ducha, es tan amorosa.
  • Amaia salvadora del mundo: Hay rumores por internet de que Amaia realmente es la hija secreta que Björk tuvo con una paloma y que ha venido a salvar el mundo. Su voz, su ternura, su enorme corazón, su bondad infinita y su divinidad son las pruebas de que ha nacido para llevarnos al paraíso (la sauna no, la sala de fiesta).
    Ella un día cualquiera salvando almas impuras.
  • Los otros concursantes: Un montón de perdedores que están para entretener a Amaia y hacerle el Cola Cao. Poco se puede hablar de ellos, gente que se olvida al apagar la tele, sin personalidad y que visten bastante mal. Y cantar... pues bueno, mueven la boca y hacen ruido, nada que ver con la sonoridad y dulzura de Amaia.
    Club de perdedores, aunque estos no valen ni para entretener a la dulce Amaia.
Y esto es todo. Yo no voy a decir quién es mi favorita para no influir en el programa, pero creo que cualquiera que haya visto alguna gala de OT sabe quién va a ir a Eurovisión a quedar penúltima, aunque debería ganar cualquier concurso musical al que se presente.
¡Saludos!

viernes, 10 de noviembre de 2017

Experiencias que marcan tu existencia. Hoy: subir a un autobús.


Últimamente cojo mucho el autobús. Ese medio de transporte que los pobres usamos para desplazarnos por nuestro pueblo para ir a recoger los huevos de señá Engracia. Podríamos ir andando o pedir prestado el burro de nuestro vecino, pero queda mucho más cosmopolita reirte de cómo sudan los viandantes gastando sus fuerzas inútilmente mientras tú vas con el culo sentado.

Sin embargo, a parte de mofarte del vulgo que camina para llegar a su destino, el bus está lleno de pequeños inconvenientes que convierten tus viajes en pequeñas experiencias para tus sentidos.


Nada más entrar, recibes la bienvenida del caluroso pestazo de todas esas personas que opinan que ducharse por la noche y estar sudando después en la cama, cuyas sábanas no lavan desde hace un mes, es muy higiénico y total, llevando la misma ropa toda la semana, para qué te vas a molestar en mirar por los demás, si además asi perfumas el ambiente mañanero con sobaco y culo sudado.


Yo he intentado taparme la nariz y respirar por la boca, pero al tenerla abierta corría el riesgo de que se introdujera algún objeto extraño (mocos, uñas mordidas o pelos de la nariz) y entonces pues como que pasé un poco del tema. De vez en cuando aparecía algún individuo que ocultaba el olor a choto con la colonia barata de mercadona, y atrofiaba tu pituitaria, con lo que durante un rato ni sentías ni padecías.


Pasado este mal trago, si eres de los afortunados que ha encontrado sitio para sentarse (por la mañana las madres fagocitan los asientos para que sus hijos de 9 años, hartos de trabajar toda su vida, cansados de hacer deberes por las tardes, y con las piernas destrozadas de jugar como bestias en el parque), lo mejor es echar un vistazo al asiento, porque:
- Por alguna razón, las personas con el pelo largo se quedan media melena en el respaldo y luego cuando te quitas la ropa aparecen todos esos pelos en tu casa, y a mí particularmente me da ascazo.
- A la gente la vida le agota las energías y tienen que poner los zapatos en el asiento. Es como estar en su casa pero con el placer de destrozar mobiliario ajeno. Luego tu pones tu culo gordo ahí y tienes que volver a poner la lavadora porque tus congéneres son así de graciosos.


- Puede que te sientes sobre un chicle. Y quien dice chicle, dice tickets, pañuelos de los mocos... Menos billetes de cincuenta, de todo.


Durante el trayecto puede que un par de ancianos suban y no encuentren sitio para sentarse. Aunque claro, primero tienen que pasar la criba del montón de mongolos que se agolpan en la parte delantera del vehículo, porque por alguna razón que desconozco, la parte de atrás debe estar llena de asesinos o veneno, o grifos come almas. El caso es que todos miran a la tercera edad como algo exótico. Pero nadie cede su sitio, recordemos que la gente está muy cansada de vivir. Eso sí, cuando te levantas y ofreces tu sitio gentilmente, el resto del autobús te mira y ves en sus ojos que están deseando decir... "¡Oooh lo que ha hecho! ¡Este tío es gilipollas!".


Hay algunas personas a las que hay que perdonarles que no se den cuenta de que sus mayores necesitan descansar la espalda porque están manteniendo distendidas conversaciones con otras marujas de su especie:
- Hay que ver tu niña qué guapa está. Cada día más.
- Gracias gracias, si es que me come muy bien, ¿verdad Paquita?
- ¿Qué has cenado ayer guapa?
- Salchichas con sardinas.
- Es quer ayer descubrió las sardinas que se las compré muy buenas del aldi.
- ¡Así está de hermosa!


Y cuando la orgullosa madre se baja con la niña...
- Pobre niña, menos mal que es pequeña y la fealdad se le quitará algún día jajaja.
- Qué quieres cenando sardinas... la chica no habrá visto una chuleta en su vida jajaja.
- Ay calla calla, a ver si nos va a escuchar, que tiene el oído muy fino la tía.
- No te preocupes, con el pelo frito que lleva siempre le tapa las orejas y esa no oye ni sus pedos jajaja.


Lo mejor sin duda es cuando te bajas, respiras aire puro y miras a través de la ventanilla cómo un niño se ha sacado un moco de la nariz y lo ha pegado en el botón de solicitar parada. Angelitos. Menos mal que yo siempre uso guantes de látex.

Y oye, que yo estoy a favor de ser pobre y usar el pobrebus. Pero no seáis tan guarros, coño. Que en vez de a un autobús, parece que estoy metido en un cuarto oscuro.


jueves, 19 de octubre de 2017

¿Otra vez se os ha olvidado nuestro cumpleaños?

Solo tengo cuatro dedos, como los dibujos animados :-)
Bueno, este año hemos ido a pillaros. Esto es así, y la verdad cuanto más cruda, menos daño hace. Ayer fue nuestro cumpleaños y ninguno de vosotros se acordó de tan fantástica efeméride. Que no digo que la tengáis marcada en rojo en google calendar (os he vuelto a pillar, no hay rojo, solo colores parecidos como el mandarina o flamenco, si es que sois la pera...), pero hombre, un qué se yo...
Chicos, tenía apuntada la fecha del cumpleaños aquí, pero se ha caído cuando me tiré un pedo para vosotros.
Aunque si hemos de ser sinceros, no es que hayamos ido a ver si nos decíais algo o no, el caso es que nos hemos estado ganando unos euros vendiendo esteladas en Barcelona, y banderitas de España con el aguilucho en Génova. Nos vamos a Tokio un mes en diciembre, no os digo más.
Esperad, que tenia puesta aquí la felicitación... ah no, que esto es growlr...
Total, que se nos ha pasado y hemos dicho, vamos a echarle la culpa a toda esta gente, que ni la conocemos, ni nos van a felicitar y van a pasar de mandarme los calzoncillos usados de Marianico el Corto, así que venga, este año comeros un poquito el marrón, que cuando se independice Cataluña Moody's nos baja la calificación y a ver qué hago yo con los diez bañadores de aussiebum que me compré para ir a Sitges.

Pero no todo son malas noticias, mientras escribía este post me han empezado a llegar felicitaciones de todas partes del mundo, y como siempre las voy a compartir con vosotros.
Ya sabéis que son mentira, así que dejad de poner esa cara de circunstancias...
Ahí va mi regalo de cumpleaños. Y con el kilo de pelo te haces una bufanda.
Luego os felicito, que a mí esto de los cumpleaños me enternece mucho.
Venga un abrazo ¡coño! Y luego quitadme las pelotillas del ombligo que yo no me veo...
Así  que es vuestro cumpleaños... qué cosas oye...
Toma Bewater, tó pa tí, que eres más salao que las pesetas.
Mira Popchubby, tó pa tí, me van cachas pero en tu día yo te doy lo que tú quieras.
Los cumpleaños dan mucha hambre, yo es que no me explico chico...
Déjate de los gayumbos de Marianico y toma mi semilla que está calentita, que pareces bobo.
¿Otra vez con lo de los gayumbos de Marianico? Qué aburrimiento chacha...
Venga, el año que viene hay que ser un poquito más detallistas ¿eh? Porque nos vemos dentro de un año, que ocho años no son nada.
Gracias a todos por seguirnos a diario. Seáis muchos o pocos, tomaos lo que queráis a nuestra salud, porque de nuestro bolsillo no va a salir nada :-)